Policiales

El dramático relato de una de las víctimas del supuesto violador serial

Sofía tiene 19 años y decidió contar el ataque que sufrió al descubrir similitudes con otros casos.

Miércoles 10 de Julio de 2019

Sofía tiene 19 años y sufrió un ataque sexual hace poco menos de dos meses en la librería donde trabajaba. Ahora se decidió a dar su testimonio, luego de escuchar a varias víctimas relatar situaciones muy similares a lo que sufrió ella, e incluso las características físicas del agresor eran tan similares que sospecha que se trata de la misma persona.

"Se me hace difícil hablar de esto pero son muchos casos y me pareció que tenía que contar mi testimonio", contó Sofía, además de asegurar que al leer las noticias descubrió que "las características eran la de la misma persona".

Recordó que el pasado 20 de mayo ella estaba tras el mostrador en una librería de Sarmiento al 4300, a pocos pasos de la comisaría 15ª. Un cliente ingresó al local, preguntó por algunos artículos y se fue. "A los quince segundos volvió a entrar y compró un gorro. Cuando giré para buscar una bolsa me dijo: «Esto es un robo, metete para adentro». Y me hizo el gesto como que tenía un arma en la cintura", dijo.

>> Leer más: Investigan si siete casos de abuso fueron perpetrados por el mismo violador serial

Dijo que el atacante le puso "precintos en el cuello, en las manos y en los tobillos. Yo le decía dónde estaba la plata pero él no se ubicaba y se ponía nervioso. Y me dijo: «Si no me decís dónde está la plata yo a vos te mato»".

"Después de agarrar la plata me quiso sacar la ropa. Le pedí llorando que no me haga nada y me ajustó el precinto del cuello, me lastimaba, y me amenazó con ahorcarme", le contó Sofía a Telefé Rosario y a El Tres, y añadió: "Me abusó, hizo todo lo que quiso, agarró sus cosas, salió corriendo y se fue en la moto".

Dijo que, todavía en estado de shock, primero llamó a su madre para que la vaya a buscar. "Y llamé a la comisaría 15ª, que está a metros de la librería, con una casa de por medio. Me atendió una chica y le pedí que alguien saliera a la puerta para que el tipo no volviera y ella me dijo que me mandaba un patrullero. Yo no quería un patrullero, quería que se asomara un polícía, nada más".

"Mi mamá llegó antes que la Policía, fue ella la que me cortó los precintos. De la comisaría no salió nadie, vino una patrulla de otro lugar", recordó.

Dijo que cuando se enteró del resto de los casos decidió salir a hablar. "¿Qué están esperando? ¿Que pase algo peor, que maten una chica?", sostuvo Sofía.

"No pude volver a trabajar ahí, en mi cabeza vuelve todo lo que pasó ahí", aseguró, y dijo que el atacante "sigue libre, me puede volver a ver y hacer algo, a mí o a cualquier otra mujer, ese tipo no está bien de la cabeza".

Aseguró que su deseo es "que lo metan preso y que no salga más, este hombre es peligroso, disfruta abusar. Da mucha bronca que haya tanta información de tantos casos y no se haga nada".

>> Leer más: Robó en una veterinaria e intentó abusar sexualmente de la dueña

Jorgelina, de 42 años, es una empleada de una veterinaria de San Nicolás al 300 donde un atacante intentó abusar de ella, pero se defendió con un tijera e hizo que se diera a la fuga. Jorgelina cree que es el mismo agresor que abusó de Sofía.

"A esa piba le cagó la vida. Hablé con los familiares y después no pude dormir. Yo lo pude resolver porque tengo 42 años y sé como sacarme un tipo de encima. Pero una piba de 19 o 20 años no lo puede hacer", dijo Jorgelina, y afirmó: "Hablando con la familia de la chica me di cuenta que es la misma persona que me atacó. La misma. Y si alguien no lo detiene, si alguien no le pone freno, le va a seguir cagando la vida a otras mujeres".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario