Policiales

El caso del triple crimen en la villa Moreno llegó a la Corte Suprema provincial

Los representantes de las familias de las víctimas pidieron que revise el fallo que absolvió a Brian Sprío, uno de los acusados que había sido condenado a 33 años de prisión.

Sábado 28 de Noviembre de 2015

Los representantes legales de los familiares de las víctimas del triple crimen de villa Moreno, ocurrido el primer día del año 2012 en una canchita de fútbol de Moreno y Presidente Quintana, presentaron ayer un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia provincial "por la denegatoria del recurso extraordinario de inconstitucionalidad". El mismo había sido elevado en septiembre, al conocerse el fallo adverso de la Cámara de Apelación en lo Penal a su pedido de rever la decisión de segunda instancia por la cual se absolvió a uno de los condenados por el hecho y se redujo la pena a otros dos de los sentenciados.

El 31 de agosto pasado, tras revisar las apelaciones al fallo de primera instancia que condenó a cuatro personas por el homicidio de Jeremías Trasante, Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patóm" Rodríguez, el tribunal compuesto por Georgina Depetris, Adolfo Prunotto Laborde y Daniel Acosta decidió mantener la condena de Sergio "Quemado" Rodríguez a 32 años de cárcel como el autor principal del hecho, pero optó por bajar las penas impuestas a Daniel "Teletubi" Delgado de 30 a 21 años y la de Mauricio "Maurico" Palavecino de 24 a 19 años de cárcel. Además, en el fallo fue absuelto Brian "Pescadito" Sprío, que había recibido una pena de 33 años en primera instancia.

Arbitrariedad. En ese marco, los abogados de las familias de los chicos asesinados el 1º de enero de 2012 presentaron un recurso de inconstitucionalidad ante la misma Cámara Penal al entender que el fallo vulnera derechos establecidos en la Constitución. Pero el mismo fue rechazado en los últimos días, por lo que ayer presentaron un recurso de queja para que sea la misma Corte Suprema provincial la que "valore, analice y resuelva sobre el planteo de que en el fallo de Cámara hay arbitrariedad por prescindencia y omisión de prueba decisiva", según dijeron en un comunicado los integrantes del Movimiento 26 de Junio al que pertencían las víctimas.

"Como era previsible, la Cámara de Apelaciones en lo Penal compuesta por Georgina Depetris, Daniel Acosta y Guillermo Llaudet, debido a la licencia de Adolfo Prunotto, decidió no admitir el recurso extraordinario de inconstitucionalidad que interpusimos luego del vergonzoso fallo de segunda instancia", sostiene el comunicado. Y manifiesta que ante ello se presentó lo que técnicamente se llama "queja por denegatoria de recurso extraordinario de inconstitucionalidad, paso procesal que se inserta en la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe para que sea precisamente este alto tribunal el que valore y resuelva el planteo".

Duras críticas. A la hora de explayarse sobre los camaristas, el documento sostiene que "algunas cuestiones sustanciales expresadas en el escrito presentado son una suerte de respuesta procesal a lo esgrimido por la doctora Depetris en su resolución de inadmisibilidad, la que el doctor Acosta se limitó a compartir en su argumentación y fundamentos". También reconocen que "nadie esperaba que Depetris dé admisibilidad al planteo y asuma las grietas insalvables que generó en su fallo de segunda instancia. Pero con más sinceridad aún, ni el más ocurrente de nuestros compañeros hubiera esperado un desaguisado de tal magnitud".

En ese orden, los abogados manifiestan "dos cuestiones muy importantes". En primer lugar refieren que "la doctora Depetris se dedica en su escrito a desacreditar las argumentaciones de la querella con una operación demasiado burda: en el barrio le llamamos «bajarle el precio» a la posición que uno sostiene, minimizarla. Así, todas las hipótesis concretas de arbitrariedad que desarrollamos en nuestro recurso a la camarista sólo le parecen la expresión de nuestro desacuerdo con la interpretación de la prueba por parte del Tribunal de 2ª instancia que ella presidió".

En otro párrafo del texto se manifiesta que "el auto denegatorio no hace más que defender la propia sentencia de segunda instancia y no resulta ajustado a derecho considerar, con una simplicidad excesivamente pobre, que nuestro recurso constituye una simple discrepancia con lo resuelto por el Tribunal".

Y en segundo lugar, "y quizás lo más gravoso, es que la camarista se excede abiertamente en sus facultades debido a que no puede reargumentar sus propios fundamentos de sentencia, y mucho menos aún en respuesta a las impugnaciones introducidas en el recurso", dice el escrito. En ese orden recuerdan que "la ley 7.055 no la habilita a justipreciar sobre el fondo de las causales de procedencia, sencillamente porque esa es competencia de la Corte Suprema, de tal forma que ante ella presentamos el nuevo recurso porque estamos decididos a interpelar a la Justicia donde sea necesario".

Comprometido.PUNCTUATION_SPACEEn septiembre pasado y al presentar el recurso ante la Cámara, el pastor Eduardo Trasante, padre de Jeremías, sostuvo que el condenado en primera instancia "Sprío estaba altamente comprometido con Sergio Quemado Rodríguez. Las escuchas telefónicas muestran su responsabilidad y un mes y medio de desaparición de Rosario hablan de que este joven de algo estaba escapando".

Y admitió, como ahora, que están ante "un fuerte revés para esta larga lucha por justicia que en todo momento apostó a recorrer los caminos institucionales y que jamás, ni por un segundo, deliberó la venganza".

Roban documentación a funcionario provincial

El subsecretario de Ingresos Públicos de la provincia, Sergio Beccari, fue víctima de un robo el jueves a la tarde al dejar su auto oficial estacionado por unos instantes en la estación de servicios de YPF que se erige en el kilómetro 141 en la autopista Rosario-Santa Fe, en jurisdicción de Coronda. Sin embargo no se dio cuenta del episodio hasta llegar a su oficina de delegación de la Administración Provincial de Impuestos (API) de Rosario, en calle Tucumán al 1800. "Me faltaba la computadora y papeles de trabajo, entre ellos una versión del presupuesto que no es la definitiva", indicó el funcionario. Por la importancia de los documentos faltantes el robo no deja de extrañar a los pesquisas de Asuntos Judiciales de la policía, donde presentó la denuncia.

Beccari volvía desde Santa Fe pasado el mediodía del jueves cuando decidió ingresar a la estación de servicios para ir al baño. A los diez minutos regresó al vehículo y emprendió nuevamente el camino a Rosario. En un primer momento no percibió el robo ya que "las puertas y el baúl no estaban forzados, por lo que cuando volví del baño no noté nada raro", dijo. Y agregó que "el hecho fue veloz y sólo me detuve en la YPF porque desde Santa Fe hasta Rosario no paré en ningún otro lado".

Pero al llegar a las oficinas de la API y buscar su maletín no lo encontró. "Me faltaba la computadora, papeles de trabajo, entre ellos una versión del presupuesto, que no es la definitiva sino sólo una copia del cálculo de ingresos y erogaciones del gobierno provincial para 2016".

El funcionario dijo que el hecho lo sorprendió y angustió mucho y desestimó que hubiera sido planeado o motivado en algún interés político. Y lo calificó como "algo de mucha mala suerte porque estos son documentos públicos, nada es secreto en lo sustraído".

Un hecho similar sucedió a mediados de junio de este año cuando el ex secretario de Tecnología de la provincia Javier Echaniz, quien se vio involucrado en la causa judicial por la muerte del supuesto narco Luis Medina y fue desplazado de su cargo, denunció la sustracción de varios objetos entre los que habría pen drives, una computadora y documentación cuando se detuvo en una estación de servicios ubicada en la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de Arroyo Seco y un desconocido le abrió una puerta del auto y le sustrajo todo lo que llevaba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario