Policiales

Dos piratas del asfalto muertos y dos presos tras una persecución en la autopista

Son todos oriundos del Gran Buenos Aires y los que fallecieron se tiraron del camión en marcha al verse acorralados. Fue en jurisdicción de Villa Constitución y a 50 kilómetros al sur de Rosario.

Viernes 15 de Agosto de 2014

Un insólito y violento hecho de piratería del asfalto que tuvo como escenario la madrugada de ayer la autopista Rosario-Buenos Aires, en jurisdicción de Villa Constitución y a 50 kilómetros al sur de Rosario, concluyó con dos delincuentes muertos, otros dos detenidos y presuntamente dos más prófugos tras liberar al chofer de un camión en la localidad bonaerense de Capilla del Señor. El episodio llamó la atención de los principales investigadores de la policía santafesina ya que en los últimos tiempos no se habían tenido noticias del accionar de bandas de magnitud operando en el sur provincial y, además, el perfil de los delincuentes dedicados a esta especialidad no se ajusta al de los muchachos que, en plena persecución policial, se tiraron del camión y se mataron contra el pavimento.

Todo se desencadenó pasadas las 3 de la mañana de ayer cuando dos conductores que circulaban por la autopista Rosario-Buenos Aires llamaron desde sus celulares al Comando Radioeléctrico de Villa Constitución y narraron una escena compatible con un caso de piratería. Los testigos, un hombre y una mujer, dijeron que desde una Volkswagen Amarok 4x4 disparaban contra un camión con carretón que transitaba por la mano hacia Capital Federal. El camión Iveco, que no llevaba identificación visible, llevaba cueros manufacturados para exportación. De inmediato, al menos tres móviles afectados al patrullaje de las rutas del departamento Constitución salieron a la autopista a la caza de los maleantes.

En el puente. A la altura del puente del camino a Chapuy los policías localizaron el camión estacionado y custodiado por un Peugeot 207 al mando de dos de los delincuentes. Cuando los maleantes observaron las balizas de los patrulleros de la Unidad Regional VI comenzó una intensa persecución en dos secuencias. La primera se prolongó unos 2 mil metros al sur de puente, siempre sobre la mano a Buenos Aires. En ese trayecto, y después de varios encontronazos entre los patrulleros y el camión, los hombres que iban en el pesado vehículo se arrojaron del mismo y cayeron sobre el pavimento matándose en el acto. El Iveco, en tanto, continuó su marcha sin que nadie lo condujera por unos 150 metros hasta que se incrustó sobre el zanjón del cantero central del camino, a la altura del kilómetro 245. En el parabrisas del rodado quedaron dos impactos de bala y un tercero sobre la ventanilla del conductor.

Los delincuentes fallecidos sobre la calzada fueron identificados como Hugo Carmona, de 24 años y afincado en Campana; y Jorge Sandoval, de 37 años y domicliado en Florencio Varela. Sus cuerpos quedaron a menos de diez metros uno del otro y, aunque la fiscal Valeria Pedrana indicó que se debe esperar el resultado de las autopsias, la hipótesis es que murieron al golpear contra el pavimento y no por las balas disparadas por la policía. Asimismo, los investigadores indicaron que ninguno de los maleantes portaba armas.

Otro de los móviles policiales, en tanto, continuó persiguiendo el Peugeot 207 negro que los delincuentes usaron como apoyo y logró interceptarlo sobre la misma autopista, en jurisdicción de la ciudad bonaerense de San Nicolás. Como los fallecidos, los detenidos son oriundos de la provincia de Buenos Aires y fueron identificados como Rodolfo Cardozo, de 56 años y con domicilio en San Isidro; y Héctor Suárez, de 46 años y afincado en la localidad de José León Suárez.

Del Peugeot los policías secuestraron una pistola calibre 9 milímetros. Y de adentro del camión robado, sacaron un aparato inhibidor de frecuencias utilizado para neutralizar el rastreador satelital y evitar que el chofer utilizara su celular para alertar sobre lo sucedido.

Abandonado. Durante varias horas la incertidumbre de los pesquisas estuvo centrada en la fortuna del camionero, quien apareció al amanecer en una estación de servicios en jurisdicción de la localidad de Capilla del Señor, cabecera del partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, a 190 kilómetros de Villa Constitución. Nada se supo de la Volkswagen Amarok en la que se lo habían llevado. La investigación quedó en manos de la fiscal de Villa Constitución, Valeria Pedrana.

"Ya no es como hace unos años que se juntaba un grupo de delincuentes acostumbrados a salir de caño (a mano armada) en dos autos y robaban un camión en la ruta. La piratería del asfalto se volvió un delito más complejo, que demanda una fuerte estructura organizativa y el uso de tecnología para burlar los sistemas de seguridad". Esta descripción la hizo, hace casi dos años, un experimentado investigador.

Las bandas.Los piratas del asfalto siempre se han organizado de forma aceitada y sin dejar detalles librados al azar. Además, están estructuradas y se mueven como células. El jefe organiza el "trabajo" y es quien consigue los datos para dar el golpe. Contrata "gatilleros" que se ocupan de robar el camión y llevarlo hasta un depósito seguro. Ahí entran en acción los "reducidores" que fraccionaban la carga. Y por último estan los "colocadores" que vendían la carga en comercios formales, algunos de buena fe y otros no. Pero el palo de la piratería no es para improvisados ya que los robos suelen ser a pedido.

La banda que actuó ayer y que perdió en Villa Constitución se pareció más a una banda amateur siguiendo las recetas de un pirata del asfalto profesional que a los viejos ladrones de camiones que encarnaron golpes y fugas de antología. De los dos autos que utilizaron para dar el golpe, perdieron uno: el Peugeot 207. Del número total de la gavilla, dos terminaron muertos sobre el pavimento y otros dos detenidos. También perdieron el inhibidor de frecuencia, una pistola calibre 9 milímetros, el camión y la carga. La persecución de los dos patrulleros sobre el camión se prolongó unos 2 mil metros y, ante los ojos de los investigadores, la intención de los hombres que iban en el camión era "arrojarse para luego huir a correr a campo traviesa".

"Estamos tratando de dilucidar cómo fue la secuencia. Al parecer, los hombres fallecidos se habrían arrojado del camión, pero esto es preliminar. Estamos en plena investigación y todos los detenidos son oriundos de la provincia de Buenos Aires", explicó ayer sobre la autopista la fiscal Pedrana. "Debo tomarle declaración al chofer del camión para poder precisar dónde lo atacaron", indicó la fiscal sin identificar a la víctima.

Informalmente los pesquisas descartaban el hecho de que el camión fuera abordado en Villa Constitución "porque se está patrullando mucho las rutas y no ha habido denuncias de este tipo de hechos". Las fuentes ubicaban la zona de posible abordaje en el límite con el departamento Rosario. "Lo tienen que haber abordado entre Fighiera y Arroyo Seco", explicó un vocero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS