Policiales

Dos nuevos casos de femicidio en la provincia de Corrientes

Fueron en las ciudades de Goya y San Miguel. En uno de los casos el homicida se suicidó. En el otro, ayer seguía prófugo el concubino de la víctima.

Martes 22 de Enero de 2019

Otros dos casos de femicidio se registraron ayer en la provincia de Corrientes. Un hecho ocurrió en la ciudad de Goya, donde anoche era buscado el concubino de la víctima como principal sospechoso, y el otro en San Miguel, donde la ex pareja de la mujer asesinada se quitó la vida.

Con ambos episodios, hasta anoche al cierre de esta edición se contabilizaban al menos trece femicidios en todo el país en lo que va de este año.

Violento final

El primer caso ocurrió el domingo por la noche, pasadas las 22.30, en el barrio Las Lomitas de la ciudad de San Miguel, a 170 kilómetros de la capital correntina. La víctima fue identificada como Ramona Romero, de 23 años, quien vivía con sus tres hijos pequeños. Según fuentes allegadas al caso, hacía una semana que la joven había finalizado una relación sentimental de pocos meses con un muchacho de 19 años identificado como Manuel Salgado.

De acuerdo a la información suministrada por el jefe de Relaciones Institucionales de la policía correntina, Sergio Aguilar, el hecho fue descubierto a raíz de un llamado al 911 realizado por los vecinos de Romero.

Cuando los efectivos llegaron a la vivienda encontraron a la joven muerta con heridas punzo cortantes. En tanto, su ex novio estaba gravemente herido con cortes en las muñecas y en el cuello.

En la escena del hecho, en tanto, fue encontrado un cuchillo con el que aparentemente Salgado cometió el ataque y luego se provocó los cortes que terminaron con su vida.

Aún con vida, Salgado fue derivado al hospital Juan Ramón Vidal de la capital correntina donde finalmente murió ayer a la mañana.

Romero era madre de tres niños de 3, 5 y 6 años correspondientes a una pareja anterior y había finalizado su relación con Salgado hacía una semana.

"Se trataba de una relación reciente, de dos o tres meses, y no hay registradas denuncias previas por violencia de género", siguió Aguilar.

Sobre las circunstancias del ataque, el vocero dijo que la joven estaba con sus pequeños hijos cuando fue asesinada.

La investigación del crimen está a cargo de agentes de la comisaría de San Miguel y los cuerpos de ambos fueron remitidos a la morgue judicial para que se practiquen las autopsias de rigor, en tanto la policía de San Miguel y la fiscalía local trabajaban para establecer algunos pormenores del hecho y saber si existía alguna denuncia previa de la víctima contra el agresor.

A golpes

En tanto, cerca del mediodía de ayer fue encontrado el cuerpo de Sandra Bordón, asesinada a golpes en la cabeza en una casa de San Luis al 1500 del barrio Esperanza de la ciudad de Goya. El episodio fue descubierto por efectivos de la comisaría 5ª, quienes al llegar al lugar encontraron a la víctima ya fallecida a golpes aplicados con un elemento contundente que, según se estimaba, podría haber sido una maza.

El principal sospechoso de este femicidio es la pareja de Bordón, Omar Castañeda, quien se fugó del lugar y hasta anoche permanecía prófugo.

El hombre fue visto escapar el lugar con una maza en la mano por varios testigos que además señalaron que tenía su ropa manchada con sangre. Hasta anoche se desconocía si la mujer había denunciado situaciones de violencia de género.

Según los médicos forenses la mujer recibió múltiples golpes en la cabeza, al parecer con la misma maza de albañilería. Un dato que trascendió es que el femicida antes de huir llevó a la casa de una de sus cuñada a un menor de tres años que sería hijo de la pareja.

Según contaron los vecinos la víctima estaba boca abajo en el suelo al costado de la cama, vestía un short de jean y una remera. Presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo y en la cabeza. También comentaron que la relación en la pareja desde hace un tiempo no era buena y que había muchas discusiones entre ambos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});