Policiales

Dos niños sufrieron heridas por un tiroteo entre bandas cerca de un club de barrio

Sucedió a media cuadra de Defensores de América, de Casiano Casas y Washington. Había casi 40 chicos practicando fútbol. "Podria haber sido una masacre", afirmó la presidenta del Club. 

Miércoles 30 de Marzo de 2016

Al menos dos chicos resultaron heridos anoche al producirse anoche un enfrentamiento a balazos entre bandas en un club de barrio en la zona norte de Rosario.

"Podría haber sido una masacre, había cuarenta chicos practicando fútbol en el predio", afirmó Miriam Monje, presidenta del Club Defensores de América, ubicado en Washington y Casiano Casas.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Monje describió todo el drama que se vivió en el momento en que un grupo de cerca de 40 chicos de entre 5 y 12 años practicaban fútbol en la institución. En ese momento, en un playón municipal ubicado a escasos metros de la institución se desencadenó un enfrentamiento a balazos entre bandas.

Dos nenes de 7 y 8 años sufrieron heridas y tuvieron que ser derivados primeros al Hospital Alberdi y luego al de Niños Víctor J. Vilela.

"Fue tremendo. Los martes y jueves son los días en que practican las cuatro categorías de nenes más chiquitos. De golpe, se empezaron a escuchar detonaciones como de cohetes. Pero un papá se dio cuenta y gritó:  tirensé al piso porque son disparos. Entonces los chicos salieron desbandados. Nuestro club da al playón deportivo de la Municipalidad donde ocurrió el tiroteo, que en realidad está a 50 metros de nuestra institución. Eso da una idea de lo que fue la balacera", agregó Monje.

La dirigente del club contó que con el resto de los padres llevaron a los chicos a refugiarse al bufet, pero en ese momento vieron que una de las criaturas estaba tirada en el piso y con uno de los técnicos arriba.

"Pensamos que le habían pegado un balazo al muchacho, pero después nos dimos cuenta de que el técnico había cubierto con su cuerpo al chico".

Monje contó que dos niños fueron alcanzados por las balas. "Fueron como 50 ó 60 tiros más o menos. Pudo ser una masacre porque había cuarenta chicos practicando dentro del predio. Los papás tuvieron que parar autos en la calle porque no llegaban ni la ambulancia ni la policía. Los llevaron en un auto particular al Hospital Alberdi".

"A uno de los nenes la bala de atravesó una pierna. Al otro sólo lo raspó. Pero pudo ser una masacre. Les podrían haber pegado en la cabeza a los otros chicos que estaban practicando bien al lado del arco que está cerca del playón donde fue el tiroteo", agregó Monje.

La dirigente dijo que tras lo ocurrido anoche se suspedieron las prácticas de fútbol y el partido que estaba programado para el sábado próximo. "Si no tenemos protección policial, qué chico va a querer jugar o qué papá querrá llevar a su hijo a ese lugar. Ayer había cuarenta nenes, pero cuando estamos con alguna jornada especial son ochenta de nuestro club, más ochenta de la institución que nos visita, más los padres que van a ver a sus chicos", agregó.

"Todas las noches se escuchan disparos en el barrio, pero nunca fue de esta magnitud con nuestros chicos involucrados", añadió. 


 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario