Policiales

Dos ladrones la asaltaron y la dejaron dos días atada en el piso en su casa

La víctima tiene 74 años. Dos hombres la asaltaron el martes en su casa de la zona rural de Arroyo Seco. Dos familiares la encontraron ayer con un cuadro severo de deshidratación.

Viernes 07 de Agosto de 2015

Una mujer de 74 años vivió una penosa situación al quedar más de 48 horas atada de pies y manos, tirada en el piso de su casa ubicada en la zona rural de Arroyo Seco. Dos ladrones la sorprendieron el martes y la dejaron de esa posición para robarle dinero en efectivo, dos armas de fuego, una caja de balas y un rifle de aire comprimido.

Margarita Villalba fue rescatada de esa situación casi de casualidad porque dos familiares se acercaron a su casa preocupados porque no tenían novedades suyas. Ahora, la mujer está internada en un sanatorio y se recupera lentamente de un cuadro de deshidratación.

Fuentes policiales consultadas por La Capital señalaron que el calvario de la anciana se descubrió ayer a la tarde cuando dos sobrinos acudieron a la vivienda ubicada sobre el camino que comunica Arroyo Seco y Albarellos. Adriana D. y Cristian T. fueron hasta allí porque hacía un par de días que no tenían novedades de Margarita.

Al llegar, primero encontraron la puerta principal de la casa entreabierta y cuando ingresaron hallaron a la mujer tirada en el piso y atada de pies y manos. Con las pocas fuerzas que le quedaban Margarita alcanzó a contarles lo que había ocurrido.

El martes, cerca de las 11, dos hombres que habían llegado en un automóvil Peugeot de color gris se presentaron en su casa y le preguntaron a Margarita si vendían corderos. Cuando la mujer les dijo que no, los recién llegados exhibieron sus verdaderas intenciones,

Extrajeron armas de fuego, se introdujeron en la casa y redujeron a la mujer. Margarita quedó recostada en el suelo mientras los hampones revisaban la casa. Según indicaron voceros policiales, los maleantes se llevaron 1.500 pesos, un rifle de aire comprimido, una caja de balas y dos armas de fuego: una escopeta calibre 16 y un revólver calibre 38.

La mujer fue derivada a un centro médico y según trascendió presentaba un cuadro de deshidratación. Las actuaciones por este caso.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario