policiales

Dos hombres quedarán presos por tirotear a dos móviles policiales

Fue en la zona de Casiano Casas. Fueron detenidos tras una persecución y se secuestró el arma utilizada. Investigan si el hecho se conecta con un homicidio previo.

Lunes 17 de Agosto de 2020

Dos hombres quedaron en prisión preventiva acusados de escabullirse de un control policial en el barrio Casiano Casas, escapar de la persecución de dos patrulleros del Comando Radioeléctrico durante varios minutos durante la cual efectuaron disparos contra el parabrisas de los dos móviles, hasta finalmente ser detenidos en circunstancias diversas. El juez que estuvo a cargo de la audiencia les impuso prisión preliminar por el plazo máximo de dos años pese a que ninguno de ellos acreditaba ningún historial delictivo.

La agresiva reacción de los dos hombres implicó una revisión en los órganos de investigación sobre sus conductas previas. Nada apareció en el índice de antecedentes penales.

El hecho que se les adjudica a ambos ocurrió el lunes de la semana pasada a las 4 de la mañana. En ese momento dos hombres a bordo de una moto tipo Tornado roja sin la patente colocada se movilizaban a alta velocidad por Pizzurno y Perdriel. Cuando los policías desde una patrulla hicieron señas para que pararan los ocupantes de la moto se escurrieron y empezaron a ser perseguidos por el móvil 8318. Un minuto después desde la moto atacaron a la patrulla con disparos, que dieron en la parte media del parabrisas y en un neumático delantero. Frente al llamado radial otro patrullero se sumó a la persecución. Atravesaron el barrio Churrasco por Ghiraldo hacia el Oeste, llegaron a Washington y el que iba atrás en la moto disparó varias veces contra el parabrisas del móvil el 8157, que terminó con tres tiros incrustados en el parabrisas y la parrilla.

Según la constancia policial, los de la moto continuaron la huida hasta un Fonavi de Casiano Casas. Subieron a la vereda pero al intentar ingresar al complejo chocaron contra un vallado con alambre lo que los hizo caer. Cuando intentaron continuar el escape a pie uno de ellos, el que manejaba, terminó rápidamente detenido. Fue identificado como Alberto Matías C., de 36 años. El otro logró escapar pero por un llamado al 911 los policías alegaron saber que estaba en un pasillo de Cavia al 1800. Allí fue detenido. Lo identificaron como Damián Abel V, de 26 años. Según la madre del implicado había salido de bañarse tras estar tomando una cerveza con amigos. La versión fue refutada como no creíble en la audiencia. Se mostraron las incidencias del GPS de los móviles sobre la persecución y cómo lo atraparon a Damián V. tras la referencia de llamados al 911, los que indicaron que había ingresado a ese pasillo.

La policía hizo constar que en una alcantarilla en la zona de Ghiraldo y Manuel García, por donde perseguían a pie al acompañante de la moto, que era según el parte de la fuerza el que había tirado, encontraron una pistola Browning calibre 9 milímetros gris con la numeración suprimida y un cargador metálico vacío. Según la policía fue el arma que utilizaron los fugitivos durante la persecución. La pericia balística sobre el arma reveló que las diez vainas cotejadas fueron disparadas por esa arma. Esas diez cápsulas fueron recogidas en el trayecto de la persecución en la que se realizaron disparos contra los móviles del Comando.

La moto sin dominio colocado, la ferocidad de los balazos contra las patrullas y el secuestro del arma derivó en la detención con una imputación por resistencia calificada a la autoridad y uso de arma de guerra ilegal. Se informó que quien manejaba, Alberto Matías C., resultó con los dos brazos quebrados. La fiscal Valeria Haurigot derivó por las dudas surgidas ante ello un sumario a la División Judiciales para establecer las circunstancias de esa lesión. Los dos imputados fueron defendidos por el abogado Fausto Yrure.

Un fiscal de la Unidad de Homicidios requirió las vainas recolectadas porque por los detalles de la moto hay pistas para determinar si se trata de la misma utilizada en esa zona para la comisión de un asesinato previo. La prisión preventiva fue dictada por el juez Hernán Postma

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS