Policiales

Dos hombres fueron asesinados en incidentes vinculados con el clásico

Violencia irracional. Seis personas fueron internadas con heridas en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) producto de refriegas ocurridas luego del partido.  

Martes 21 de Octubre de 2014

Un hombre de 39 años y un joven de 22 murieron el domingo a la noche luego de haber sido heridos en distintos hechos ocurridos horas después del clásico del fútbol rosarino. Según fuentes allegadas a la investigación de los casos, una de las víctimas se encontraba con un grupo de hinchas de Central que estaban festejando en la zona oeste cuando un vecino, al parecer ofuscado, comenzó a disparar para luego escapar en un auto. El sospechoso está identificado y al cierre de esta edición permanecía prófugo.

En tanto, un joven de 22 años fue apuñalado en la zona sudoeste en otro incidente vinculado con el partido que Central le ganó a Newell's por 2 a 0 en el Gigante de Arroyito. En este caso, según fuentes allegadas a la investigación, quien estaba vestido con una camiseta auriazul al parecer fue el victimario, un hombre de 35 años que también fue lesionado y terminó internado en calidad de detenido.

Ambas víctimas murieron en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde otras seis personas ingresaron heridas la tarde del domingo como consecuencia de incidentes vinculados con el clásico. Fuentes del efector señalaron que presentaban lesiones como contusiones, heridas cortantes y traumatismos de cráneo. Algunos de ellos fueron dados de alta y otros aún se encontraban, al cierre de esta edición, internados en observación.

Ambos crímenes son investigados por el fiscal de Homicidios Dolosos Miguel Moreno, que ayer deslizó que ambos episodios estuvieron relacionados con el clásico del fútbol local. "En principio las hipótesis primarias de ambos hechos se enmarcan en este sentido, producidos con posterioridad al clásico y motivados por el resultado", dijo el funcionario judicial.

Entre vecinos. El primero de los incidentes fatales ocurrió, según fuentes policiales, alrededor de las 18.30 del domingo en Brasil al 1300. Allí se encontraba un grupo de simpatizantes canallas festejando el triunfo de Central cuando un hombre, que según testigos es vecino de la zona, realizó varios disparos de arma de fuego.

"Según los testimonios recabados hasta el momento —dijo ayer a la tarde el fiscal Moreno— se trataba de un grupo de vecinos de Central que había ido a cargar a un amigo hincha de Newell's que estaba recibiendo las bromas de buen grado. Nos contaron que era habitual entre esta gente ir a cargarse mutuamente luego de los clásicos, una cuestión del folclore habitual del barrio. Pero esta vez aparecieron otras personas que no eran parte de eso y uno empezó a disparar".

Si bien las primeras versiones deslizadas en el vecindario indicaban que los tiros fueron efectuados desde un auto, con el correr de las horas se estableció que en realidad el homicida salió de una casa y disparó más de una vez con un arma que podría haber sido un revólver, teniendo en cuenta que no se levantaron vainas servidas de la escena del crimen.

En ese marco uno de los balazos alcanzó en la región dorsal a Martín Acosta, un verdulero de 39 años que vivía en esa cuadra. El hombre herido fue trasladado en una ambulancia del Sies hasta el Heca, donde falleció cerca de las 21. Una versión periodística señalaba ayer que la víctima se encontraba con un hijo pequeño que presenció la situación.

En este sentido, el fiscal señaló que si bien hay una sola persona sindicada como quien disparó, este hombre no se encontraba solo sino con al menos otra persona que escapó con él en un auto. "En principio el agresor es uno solo, aunque no estaba solo. Al parecer se trata de gente medianamente joven. Tenemos sospechosos individualizados y se trabaja en la identificación del vehículo", señaló Moreno.

Apuñalado. El otro crimen que se investiga como consecuencia del partido entre Newell's y Central se desencadenó alrededor de las 19 del domingo en inmediaciones de Castellanos y Centeno. Por allí, según voceros allegados al caso, caminaba Lautaro Bova cuando por razones que hasta ayer no se habían establecido mantuvo una discusión con un vecino. La diferencia con el otro caso es que en este homicidio era el agresor el que vestía una camiseta de Central.

En ese contexto, el joven de 22 años fue apuñalado a la altura del esternón, lo cual le causó la muerte dos horas después mientras estaba internado en el Heca.

A una cuadra de la escena del crimen fue arrestado como sospechoso un hombre de 35 años identificado como José Luis C. Personal de la comisaría 18ª y de Gendarmería concretaron el arresto del hombre a quien le secuestraron la presunta arma homicida.

Este hecho también es investigado por el fiscal Moreno que, en principio y según los primeros datos recabados, también lo inscribió en un incidente relacionado con el clásico. "Fue en Castellanos al 4100, luego de una discusión entre estas dos personas y el presunto autor está identificado y detenido", sostuvo, para agregar que el sospechoso "también fue lesionado, así que se debe establecer en qué circunstancias terminó golpeado y quién lo hizo".

"El acusado está internado con una importante fractura de cráneo que, si bien no le ocasionó pérdida de conocimiento, hasta el momento le impidió que se le pueda tomar declaración", señaló Moreno, quien esperaba que el sospechoso pudiera declarar hoy. Asimismo, el fiscal confirmó que el José Luis vestía una casaca canalla y que se infiere en tal sentido que la víctima era de Newell's, aunque hasta anoche no se había podido confirmar.

Tiros en la plaza de Ibarlucea

Un hombre de 32 años fue detenido ayer a la tarde sospechado de haber disparado contra un grupo de hinchas de Newell’s en la plaza de Ibarlucea. Fuentes policiales señalaron que el sujeto fue retenido por hinchas de Central que se encontraban en el lugar junto con el grupo agredido y que facilitaron que fuera detenido por el personal de la subcomisaría 17ª. Asimismo, confirmaron que el detenido bajó de una camioneta de Aguas Santafesinas en la que circulaba, aunque no pudieron precisar cuál es su vínculo con la empresa. Si bien el acusado —su identidad no trascendió— hizo varios tiros al parecer con un revólver calibre 38 no hubo heridos ni lesionados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario