Policiales

Dos familias de pacientes internados se pelearon dentro del hospital Cullen

Ocurrió este mediodía en los pasillos de terapia intensiva. El jefe de guardia del efector santafesino calificó el hecho de “guerra de pandillas”, con destrozos de puertas y vidrios.

Domingo 11 de Octubre de 2015

Dos familias de personas internadas en el Hospital José María Cullen, en la capital santafesina, mantuvieron este mediodía una violenta pelea dentro del nosocomio, donde causaron destrozos, además de robar al sacerdote que atiende la capilla del lugar, indicaron fuentes policiales.

Como consecuencia de las agresiones, un hombre y una mujer fueron detenidos, dijeron los voceros.

Aparentemente, el enfrentamiento se originó al mediodía en los pasillos de la sala de terapia intensiva del centro de salud, cuando integrantes de dos familias se enfrentaron a trompadas, por razones que eran investigadas.

Las fuentes dijeron que eran familiares de dos personas que están internadas en el lugar.

Por su parte, el jefe de Guardia del Cullen, Santiago Walter, calificó el hecho de “guerra de pandillas” que causó destrozos de puertas y vidrios.

“Nosotros también sufrimos agresiones, incluso nos patearon las puertas de la sala de espera, como siempre”, manifestó Walter, en declaraciones a LT10 Radio Universidad, en referencia a los hechos de violencia que suelen ocurrir en el lugar y de los que son víctimas también los médicos.

“No obstante el ingreso y egreso de personas no fue afectado, por suerte a nosotros no nos pasó nada”, precisó.

Walter explicó que recientemente “el hospital fue reformado en parte para garantizar la seguridad, si bien aún faltan otras medidas pertinentes, tales como restringir el ingreso de gente fuera del horario de visitas, que generalmente es cuando suceden estos incidentes”, aseguró.

El hecho de violencia se extendió también a la capilla del hospital, donde el cura sufrió un robo de elementos que no fueron precisados.

La policía logró la detención de un hombre y una mujer, agregaron las fuentes policiales.

Durante esta tarde solo se atendieron “las urgencias con riesgo de vida”, dijo Walter, pero aseguró que cuando se “tranquilice la situación” irán “atendiendo” al resto de los pacientes que lleguen a la guardia.

"No queremos exponernos a ninguna situación de violencia, estamos resguardando nuestra integridad física", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS