Policiales

Dos detenidos y dos prófugos por el asesinato de empresario de turismo

Dos jóvenes quedaron en prisión preventiva acusados por el crimen del empresario de turismo Hugo Oldani, asesinado la semana pasada en un asalto a su oficina del microcentro de la ciudad de Santa Fe. Se trata de Juan Manuel R., de 25 años, y Brian Nahuel D., de 21, que el lunes habían sido imputados como coautores de un homicidio cometido para consumar un robo a mano armada.

Viernes 21 de Febrero de 2020

Dos jóvenes quedaron en prisión preventiva acusados por el crimen del empresario de turismo Hugo Oldani, asesinado la semana pasada en un asalto a su oficina del microcentro de la ciudad de Santa Fe. Se trata de Juan Manuel R., de 25 años, y Brian Nahuel D., de 21, que el lunes habían sido imputados como coautores de un homicidio cometido para consumar un robo a mano armada.

   “En función de los elementos reunidos hasta ahora entendemos que ambos son coautores porque su accionar fue parte de un plan previamente pensado y en el cual cada uno tenía un rol específico”, explicó la fiscal Cristina Ferraro, y agregó que “para no frustrar la investigación en curso” no brindaría precisiones sobre otras dos personas sospechadas: una pareja captada por cámaras en inmediaciones del local asaltado.

   El homicidio en ocasión de robo de Oldani, de 71 años, fue cerca de las 18 del martes 11 en el local de la víctima en la galería Rivadavia. En la atribución de los delitos, la fiscal reiteró que Juan R. condujo un Toyota Corolla blanco que le pertenece y en el que llevó a tres personas hasta La Rioja al 2400, donde detuvo el auto y esperó mientras los cómplices ingresaban a la galería.

   En tanto, sobre Brian D. afirmó que se quedó en el hall de la galería “desempeñando el rol de custodia y control del plan”, lo que en la jerga se le llama quedarse de “campana”.

   Por su parte las otras dos personas, que según registros de cámaras de vigilancia serían un hombre y una mujer, fueron a la agencia de turismo Oldani. “El hombre les abrió la puerta y ellos le sustrajeron dinero y efectos de valor. Pero como la víctima se resistió activamente e intentó detener la huida de los ladrones, entonces le dispararon con una pistola calibre 9 milímetros. Luego de consumar el robo y el ataque, los ladrones y quien hacía de campana salieron corriendo de la galería, se subieron al auto y escaparon”, indicó.

Entorpecimiento

En la audiencia de ayer declaró uno de los acusados: el dueño del Toyota, que se había presentado al día siguiente del hecho y realizado un descargo. Si bien entonces quedó libre, el domingo fue detenido. “A nuestro entender —dijo Ferraro— sus dichos corroboraron la hipótesis que sostenemos, que es diametralmente opuesta a la que manifestó su defensa en la audiencia”.

   “Con su presentación espontánea no sólo no hizo un aporte a la investigación, sino que fue a radicar una denuncia falsa que configuró un entorpecimiento probatorio”, consideró la fiscal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario