Policiales

Dos detenidos por robar en cajeros automáticos

Por medio de una trampa, dos personas interceptaban con una chapa rectangular que se adapta a la forma de los cajeros automáticos e impedían la salida de dinero.

Domingo 07 de Junio de 2015

Una investigación llevada adelante por la jefatura Judicial Región 4 y la división Seguridad Bancaria de la policía de la provincia terminó con la detención, ayer por la mañana, de dos personas que por medio del ardid conocido como “pescador” interceptaban con una chapa rectangular que se adapta a la forma de los cajeros automáticos, la operación de dinero físico de esas máquinas. De esta manera impedían que el usuario obtenga el dinero solicitado. Al quedar la plata prendida al chapón los estafadores hurtaban el efectivo.

   En este caso, el perjuicio fue contra los cajeros automáticos del banco Santander Río en sus sucursales de Fisherton, Centro y Echesortu. Precisamente en esta última, ubicada en Mendoza y Alsina, fueron atrapados Daniel Alberto H., de 41 años y con antecedentes por hurto y estafa, y Osmar Juan Carlos M. de 40, también con antecedentes por hurto. Al momento de la detención se les secuestraron dos chapas rectangulares, “pescadores” que tienen la forma de la boca de expendio del dinero de los cajeros, documentación y 3 mil pesos a uno y 900 pesos al otro.
  
La investigación. La investigación de la jefatura Judicial de Región 4 se hizo durante los últimos cuatro días con el apoyo de personal del banco. Se montó una línea telefónica por la que el personal de la entidad se comunicaba con los efectivos para detectar la irregularidad en el cajero y así proceder de manera efectiva. Si bien no se puede manejar una regularidad del monto obtenido por este tipo de ladrones, se calcula que asciende a una suma importante, cifra que depende de la cantidad de veces que cometan el hurto en distintos cajeros.

   Según los pesquisas, el tema comenzó a investigarse a partir de denuncias recibidas por damnificados que retiraban dinero de esas tres sucursales, por lo que se especula que el “pescador” se adaptaba puntualmente a esos cajeros.
  
Con horarios. La metodología usada por los dos estafadores consistía en rondar por las inmediaciones de las entidades bancarias entre las 20 y las 7 de la mañana, horarios en que ponían el artefacto en las máquinas. Luego se retiraban del lugar y pasaban después de un par de horas para retirar el dinero. El “pescador” contiene un pegamento por el cual el dinero no sale de la máquina y queda “prendido” allí.

   “Nos llamaron de la casa central del Santander a las siete de la mañana para informaron que en la sucursal de Mendoza y Alsina había una falla. Por eso fuimos seis efectivos de la división con ropas de civil y cuando llegamos al lugar capturamos a los estafadores in fraganti”, detalló un investigador.

   Sin embrago, los ladrones ya habían sido identificados visualmente por medio de las cámaras de los cajeros, aunque no se sabía quiénes eran. “Esta gente tiene antecedentes por causas similares y no ofrecieron mayor resistencia al ser detenidos”, dijo el policía.

   Luego de las actuaciones, el caso pasó a manos del fiscal de Flagrancia Patricio Serjal, quien puso a disposición de la Justicia a los capturados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS