Policiales

Dos chicos de 9 y 13 años resultaron heridos tras una balacera en zona sur

El hecho se produjo en España y Olegario V. Andrade. Uno de los chicos tiene alojado un proyectil en el muslo derecho y el otro un roce en la cara. Ambos serían intervenidos. Están internados en el Hospital Víctor J. Vilela.

Miércoles 30 de Enero de 2019

Dos chiquitos de 9 y 13 años fueron heridos esta tarde tras una balacera contra una casa en la zona de España y Olegario Víctor Andrade, de la zona sur de la ciudad.
El hecho se produjo esta tarde, alrededor de las 16, cuando desconocidos a bordo de un vehículo se pararon frente a la propiedad y dispararon a mansalva, hiriendo a dos chiquitos que estaban dentro de la casa mirando un partido de fútbol por TV.
El chiquito de 13 años recibió un disparo de arma de fuego que le quedó alojado en el muslo derecho, mientras que al de 9 la bala le rozó la frente, por lo que el hecho podría haber tenido características más trágicas aún.
Si bien los chicos están fuera de peligro, una de las médicas que los asistió en el Hospital Roque Sáenz Peña previamente a que sean derivados al Hospital Vilela, manifestó que "el chiquito de 13 años tiene un orificio de entrada en el muslo derecho; mientras que el de 9 tiene una herida cortante en el rostro"
Además, en diálogo con Canal 5, aclaró que el más chico iba a ser intervenido con "una cirugía plástica".
La misma suerte correría su hermanito de 13, puesto que la bala le quedó alojada en el muslo, por lo que también debería ser intervenido.
Las especulaciones es que los atacantes se podrían haber confundido de domicilio.
"Nosotros estábamos acostados, y mis dos nietitos estaban sentados en la cocina mirando el partido. Y en ese momento escuché los disparos. Me quedé aturdida, salí a la calle y no había nadie. Y cuando volví a entrar estaba uno de mis nietitos estaba tirado en el piso y el otro en el pasillo, todo ensangrentado...", contó entre llantos Mirta, la abuela de los chicos todavía conmocionada por el hecho.
"No me di cuenta de donde tenían las heridas, me ayudaron los vecinos, que me llevaron al hospital con los chicos", agregó.
"Jamás tuve problemas con nadie", contó Tito, el abuelo de los chicos que trabaja de sereno, quien además agregó que "para mí se confundieron de casa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});