Policiales

Dos años de prisión condicional por el hurto de dos pickups

Tribunales. Un hombre de 30 años admitió su culpabilidad en un juicio abreviado. Había sido detenido manejando uno de los vehículos robados rumbo al Chaco.

Lunes 01 de Junio de 2015

Un hombre de 30 años domiciliado en el Chaco y acusado del robo de dos camionetas de alta gama que fueron interceptadas en febrero pasado en un control caminero cerca de la ciudad santafesina de Tostado fue condenado a dos años de prisión condicional en un juicio abreviado. Al igual que otros integrantes de la gavilla que recibieron la misma pena durante los primeros días de mayo, la semana pasada fue el turno de Enzo Matías Niz, quien admitió su culpabilidad en el hurto calificado de dos vehículos que fueron levantados de las calles rosarinas el pasado 4 de febrero.

A partir del procedimiento abreviado, que fue acordado entre el fiscal Rodrigo y el abogado defensor José Di Campli, y finalmente homologado por la jueza Raquel Cosgaya, Niz recuperó la libertad luego de permanecer detenido más de tres meses.

Ahora podrá volver a vivir con su familia a la ciudad chaqueña de Villa Angela aunque se comprometió a fijar un domicilio en Rosario y someterse al control de la Dirección de Asistencia Pospenitenciaria. Asimismo, según los términos del acuerdo, el joven no podrá comunicarse con los otros acusados en la causa por el lapso de dos años.

De caravana. Niz integraba el grupo que el pasado 5 de febrero fue desbaratado en un control policial sobre la ruta provincial Nº 2 en el tramo entre Logroño y Tostado, unos 460 kilómetros al noroeste de Rosario. Esa madrugada los uniformados interceptaron al conductor de un Chevrolet Corsa que presentaba unos problemas de papeles. Mientras notaban que el automovilista se ponía nervioso, a los uniformados les llamó la atención que dos vehículos que avanzaban por la misma ruta giraran en U para esquivar el retén.

Los policías decidieron ir tras esos vehículos y así divisaron las camionetas en una estación de servicio. Allí se constató que habían sido robadas horas antes en Rosario: la Toyota Hilux había sido levantada en Wilde al 500 y la Chevrolet S-10 en Oroño y Córdoba. El destino de ambas era, al parecer, la provincia de Chaco.

Las camionetas eran guiadas por Fernando Ariel "Pela" Scrinzi, al mando de la Chevrolet, y Niz, quien estaba al volante de la Toyota acompañado por su primo Oscar Alberto Niz. Sin antecedentes, Scrinzi fue condenado días atrás a dos años de prisión condicional en juicio abreviado, acuerdo que según fuentes judiciales también firmó Oscar Niz.

Sin violencia. Como el resto de la gavilla, Enzo Niz fue imputado por el fiscal de Investigación y Juicio Fernando Rodrigo por el robo de las camionetas interceptadas camino a Chaco. Sin embargo, como no se pudo hallar haber evidencia de violencia contra cosas o personas (los vehículos son levantados de la calle con dispositivos que les permite a los delincuentes no tener que romper tableros ni cerraduras) la imputación de los hechos se modificó a hurto calificado de vehículos dejados en la vía pública (dos hechos) en calidad de coautor.

"Se demostró que no hubo desapoderamiento por la fuerza, de ninguna manera se podía configurar el delito de robo", explicó en ese sentido el defensor Di Campli, y agregó que su cliente había estado con su mujer e hijos pasando sus vacaciones de enero en Rosario y que al volver a Chaco le ofrecieron ir manejando una camioneta de la que "le dieron las llaves".

En este sentido, letrado sostuvo que su cliente "no robó las camionetas" y que las pruebas en contra eran muy escasas. Sin embargo, fundamentó el letrado, luego de pasar casi tres meses en prisión el imputado prefirió admitir su culpabilidad y acordar el juicio abreviado para poder salir de la cárcel y volver a su casa en Villa Angela.

Otro detenido. Otro presunto miembro de la banda, según la investigación del fiscal Rodrigo sobre el robo de camionetas de alta gama, es Mauricio S.

Según fuentes de la investigación, se trata de un hombre de 32 años que es primo de Scrinzi y que fue detenido a principios de mayo en su casa.

Mauricio S. también fue imputado del traslado de dos camionetas a Chaco —la pesquisa sostiene que iba en un vehículo desde el cual pudo advertir el retén y así logró sortearlo— y el hurto de al menos otros tres vehículos similares en Rosario.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS