Policiales

Dos ametralladoras secuestradas en manos de civiles en 10 días

El último caso fue el viernes en un búnker de Tablada donde además había balas de alto poder de daño. Inquietud en la policía y el gobierno.

Lunes 06 de Abril de 2015

El secuestro de dos pistolas ametralladoras en manos de delincuentes comunes en un lapso de diez días  preocupa a la policía local y al gobierno provincial. El último decomiso fue en el allanamiento a una banda dedicada al narcomenudeo en La Tablada, donde el viernes junto a siete kilos de droga se recuperó una ametralladora FMK3 cuyo número de serie delata su pertenencia originaria a un depósito de armas policial. Días atrás se halló una PAM1 en poder de dos adolescentes denunciados por las víctimas de un robo en la zona oeste de la ciudad.
  “Este tipo de armamento obliga a la policía a repensar estrategias. Un criminal que sorprenda con un arma así a una patrulla no le daría tiempo de nada. La FMK3 es la más peligrosa de las ametralladoras a disposición de fuerzas de seguridad. Puede disparar 600 balas por minuto según el adiestramiento del tirador y los cargadores que tenga”, indicó José Spadaro, secretario de Análisis y Procesos del gobierno provincial.
  El 24 de marzo una familia fue asaltada mientras pescaba en el Ludueña, cerca de la autopista a Córdoba, por dos adolescentes que tenían una PAM1 con balas 9 milímetros que fue recobrada al ser detenidos sus portadores. Hace tres días apareció la FMK3 y una caja de proyectiles de gran poder de daño en un búnker de drogas de Tablada.
Llamativos. No sólo por ser armas temibles llaman la atención los secuestros de ametralladoras, sino también por haber sido usadas en dos hechos de gran repercusión. Uno fue el atentado a balazos contra un micro de hinchas de Newell’s en febrero de 2010, en el que murió Walter Cáceres, de 14 años, y hubo tres heridos. Testimonios, escuchas y pericias balísticas indicaron que los ejecutores usaron al menos una ametralladora que nunca se halló. El otro notable fue el triple crimen de Villa Moreno del 1º de enero de 2012. Los disparos que mataron a los jóvenes militantes sociales fueron concretados con una PAM1 con un cargador para 25 balas que fue secuestrada en Ayacucho y Ameghino, en Tablada, un año después.
  El viernes pasado efectivos del Comando acudieron a Esmeralda y Presidente Quintana, también en Tablada, por un llamado que alertaba sobre disparos en la zona. Los policías, persiguiendo a varias personas, allanaron un búnker donde se incautaron tres kilos de cocaína y cuatro de marihuana en Esmeralda 64 bis. Pero además allí se halló la ametralladora FMK con un número de serie con el número 32 que señala su procedencia de un parque de armas de la policía provincial, según indicó el jefe departamental José Luis Amaya, aunque no de un depósito de Rosario.
  La fiscal de flagrancia Viviana O’Connell esperaba ayer los informes balísticos que determinen la aptitud para el disparo de la metralla para definir la fecha de la audiencia imputativa por la portación ilegal de armas (por el secuestro de drogas actúa la Justicia Federal). Lo que delata la temeridad del hallazgo de la FMK3 es que además se encontró una caja de proyectiles con punta de teflón, capaces de perforar chalecos antibalas.
  Fuentes de la ex Drogas Peligrosas señalan que quien aparece como líder del grupo detenido, Marcelo B, de 45 años, es un individuo con conexiones históricas con “los hermanos Vázquez”, dos hombres sin condenas por delitos vinculados a drogas pero con apariciones rutinarias en acciones de inteligencia policial en ese tipo de ilícitos. Los Vázquez viven en la zona del secuestro (Colón al 3800) y se les adjudica conexión histórica con Los Monos. De hecho aparecen en fotos de fiestas de la familia Cantero que tuvieron difusión pública.
  A otros dos detenidos (Claudio F. y Víctor B., ambos de 45 años) las fuentes los conectan con la familia César-Pereiro de la zona de Quintana 82 bis, a metros de donde se incautó la FMK3 el viernes. A esa familia pertenece Luciano “Chanchi” César que en 2002 fue absuelto por matar en defensa propia al barra de Central Hugo “Sapo” Taborda. Según las fuentes “Chanchi” es hermano de Norma César, asesinada junto a su hijo Nahuel en un ataque a una camioneta ocurrido en Francia y Acevedo el 27 de mayo de 2013, el día posterior del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero y en presunta venganza por ello.

Vínculos. Fuentes policiales y judiciales marcaban ayer que tres casos donde aparecen ametralladoras se vinculan a grupos en contacto con la familia Cantero. Tanto en el atentado al micro de Newell’s en donde el Pájaro fue juzgado y absuelto por falta de pruebas como en el triple crimen en el cual durante el juicio realizado hace seis meses se pusieron al desnudo las notorias conexiones comerciales de los condenados con engranajes de la banda de Las Flores. Finalmente,  el caso del viernes donde se menciona a Marcelo B. como supuesto enlace de los Vázquez que son, como se dijo, allegados a los Cantero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario