Policiales

Dieron un informe sobre homicidios en la provincia

En el departamento Rosario se ve un descenso desde 2013, cuando se registró el pico máximo. La mitad de las víctimas no llega a los 30 años.

Jueves 09 de Enero de 2020

Durante 2019 los homicidios dolosos en el departamento Rosario fueron 168, una cifra que supone una tasa de 13,1 muertes provocadas cada 100 mil habitantes, una de las más bajas en una década de alza notoria que alcanzó su pico en 2013 con 264 asesinatos, lo que equivale a una tasa de casi 23 víctimas cada 100 mil habitantes. Ese es uno de los registros preliminares del Informe sobre Homicidios realizado con información del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y del Ministerio de Seguridad de la provincia.

El reporte presentado por el ministro de Seguridad Marcelo Saín reseña además, en lo referido a Rosario, que de las 168 víctimas en el departamento Rosario durante 2019, el 88,7 por ciento fueron varones y el 10,7 por ciento mujeres. El 33,9 por ciento tenían menos de 25 años, lo que representa una menor proporción de víctimas del segmento etario más joven comparado con años recientes. Solamente dentro de los límites de la ciudad de Rosario los muertos fueron 138.

En detalle

Del documento presentado ayer se desprende otra serie de guarismos interesantes. Estos son los más destacados:

• Un total de 377 personas fueron víctimas de homicidios en toda la provincia en 2019. La concentración territorial de estos hechos mantiene el patrón histórico: un 80 por ciento de los casos se produjeron en los departamentos Rosario y La Capital, donde se registran ocho de cada diez homicidios.

• Las tasas de homicidios cada 100 mil habitantes son por ende mucho más elevadas en La Capital y Rosario que en el resto de la provincia. En todo el territorio santafesino la tasa es de 9,6 muertes cada 100 mil cuando llegó a ser 16,7 cada 100 mil en 2014. En Rosario, como se indicó, es de 13,1 cada 100 mil. En La Capital se da el guarismo más empinado, con 17,6 cada 100 mil. En 2014 esa cifra trepaba a 27.9 muertes cada 100 mil.

• Respecto al género de las víctimas, en 2019 más de ocho de cada diez fueron varones. El 14,5 de las víctimas fueron mujeres, una proporción semejante a la de 2018. Los autores del informe destacan que hubo un leve declive de la cantidad de víctimas varones (6,5 por ciento) mientras que la proporción de mujeres muertas se mantuvo estable.

• En relación a la edad de las víctimas, el relevamiento marca la constante histórica de la incidencia fuerte de los homicidios en la población joven. La proporción de víctimas menores de 30 años totaliza casi la mitad de las muertes por asesinato en 2019 con 49,6 por ciento. Sin embargo se advierte un dato que se considera moderadamente auspicioso, que es la caída de la proporción de víctimas menores de 25 años, que bajó un 11,4 por ciento respecto a 2018. Si se compara desde 2015, el año con mayor proporción de víctimas en este grupo etáreo, la baja en este segmento es del 26,9 por ciento. Desde el mismo MPA arriesgan que una posibilidad explicativa que concurre a la baja es la implementación del plan Nueva Oportunidad que tiende a capacitar en empleos a la población más joven pero que pone el acento en la integración social y el reconocimiento.

• Sobre los mecanismos de muerte, desacelera levemente el factor que sostiene tasas comparativamente más altas en Santa Fe que en otras provincias, que es la utilización predominante del arma de fuego como medio para la agresión. En 2019 dos de cada tres víctimas murieron por disparos de armas, un porcentaje del 65 por ciento de uso de armas en el total de homicidios. En ciudades como Rosario ese guarismo crece, con el 73,2 por ciento del total. Lo mismo pasa en Santa Fe, con el 74,4 por ciento del total.

Observatorio

Estos datos fueron ofrecidos en una conferencia dada por el ministro Saín, quien presentó en el mismo acto el Observatorio de Seguridad Pública, un organismo oficial que dará cuenta en tiempo real de manera pública las cifras relacionadas con el delito en la provincia. Los objetivos, según consignó el ministro, es que el nuevo instituto mida por un lado las dinámicas violentas a fin de adoptar políticas de persecución basadas en información idónea. Y por otro que sirva para controlar el desempeño de los organismos estatales responsables de acciones de seguridad pública.

De la presentación de estas cifras participaron también el secretario de Política y Gestión de la Información, Jorge Fernández, y el secretario de Política Criminal y Derechos Humanos del Ministerio Público de la Acusación, Gustavo González.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario