Policiales

Dictaron prisión preventiva sin plazos al presunto autor de un crimen en Granadero Baigorria

Se trata de Oscar Alberto Velázquez, alias "Tucu", sindicado como autor material del asesinato de Orlando Darío Ferreyra, ocurrido el 27 de julio pasado. A su cuñado, que es policía, le dictaron prisión preventiva por encubrimiento.

Viernes 14 de Agosto de 2015

La Justicia dispuso la prisión preventiva sin plazos de un hombre acusado de haber sido el autor material del asesinato de Orlando Darío Ferreyra, de 30 años, ocurrido en Montevideo al 300, de Granadero Baigorria, en la madrugada del 27 de julio tras el clásico entre Newell's y Central. Por el mismo hecho está detenido, su cuñado, un efectivo del Comando Radioeléctrico de la vecina ciudad, quien habría encubierto el hecho.

Se trata de Oscar "Tucu" Velázquez, quien se presentó esta mañana en los Tribunales de Rosario y el juez Luis María Caterina aceptó los cargos por los cuales lo imputó el fiscal Adrián Spelta y determinó la prisión preventiva sin plazo.

Tras escuchar los argumentos del fiscal Spelta, quien señaló que el detenido "conocía perfectamente a Ferreyra y había una disputa entre familiares de ambos que podría haber sido el origen del episodio fatal”.

El crimen de Ferreyra se produjo en la madrugada del 27 de julio pasado. La víctima llegó a la zona de Montevideo al 300 portando una cuchilla y discutió con los hermanos Velázquez y con otra persona. En ese marco, Oscar Velázquez apuñaló a Ferreyra en el pecho y huyó del lugar.

También quedó detenido y acusado de encubrimiento agravado un policía del Comando Radioeléctrico de Granadero Baigorria, Brian Ezequiel González, de 22 años, quien tras el asesinato llegó al lugar y, mientras una patrulla trasladaba a la víctima a un hospital, ayudó a Velázquez -su cuñado- a cambiarse de ropa y tomar un taxi que escoltó con la camioneta Volkswagen Amarok del Comando que conducía hasta salir del barrio.

Posteriormente, el policía fue acusado también de regresar el día posterior del crimen y amenazar a varios testigos. Finalmente, el juez Caterina lo imputó por encubrimiento agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y amenazas coactivas calificadas, debiendo pasar 30 días en prisión preventiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario