Policiales

Dictaron la condena efectiva a un ladrón que tiró a una mujer de un ómnibus

El procesado es un muchacho de 23 años que el 20 de enero pasado le arrebató el celular a Nora Ivonne B., una médica veterinaria de profesión que viajaba en una unidad de la línea 113.

Sábado 31 de Enero de 2015

Uno hombre que asaltó de manera violenta a una mujer arriba de un colectivo, siendo frenado instantes después por testigos ocasionales que lo detuvieron en la zona de Crespo y Catamarca, fue condenado ayer en los Tribunales de Rosario a una pena de prisión efectiva, lo que implica que cumplirá su sentencia entre rejas. Entre los detalles del peculiar incidente hay uno que asoma como más destacable. Y es que entre el momento en que se produjo el delito y la aplicación de la condena a la cárcel mediaron nada más que diez días. Algo que es una peculiaridad del nuevo sistema de enjuiciamiento penal de la provincia de Santa Fe y que resultaba inconcebible en el modelo de juicio escrito que imperó hasta hace poco menos de un año.

La condena fue impuesta ayer por el juez Javier Beltramone a Carlos Alexis Escobar, un muchacho de 23 años que el 20 de enero pasado le arrebató el celular a Nora Ivonne B., una médica veterinaria de profesión que viajaba en una unidad de la línea 113. En el desenlace del suceso, que implicó un forcejeo, la mujer fue empujada por el ladrón por la escalera trasera del colectivo, que a esa altura se desplazaba por Salta y Francia, lo que implicó que cayera a la calle.

La situación enardeció a los pasajeros que fueron testigos del episodio. El chofer detuvo la marcha y varios de los viajeros se lanzaron a correr al ladrón, que lo inmovilizaron en Crespo y Catamarca, a tres cuadras de donde había quedado el ómnibus, recuperando las pertenencias robadas. Tras un llamado al 911 un patrullero se llevó a Escobar a la comisaría 7ª donde quedó preso.

Al sanatorio. La médica veterinaria sufrió heridas severas en rostro y miembro superior izquierdo por lo cual fue derivada al sanatorio Laprida, donde fue intervenida quirúrgicamente. "El saldo de esto fue fractura en un dedo y muñeca izquierdas por lo cual tuvieron que practicarle una cirugía porque es una fractura compleja. Además tiene una lesión en la boca por lo que va a necesitar un esteticista", le comentó a Canal 5 Héctor Panicalli, esposo de Nora. "Fue víctima del robo del celular mientras iba en el colectivo de la línea 113. Fue empujada por la persona que le arrebató el aparato y cayó por la escalera trasera al suelo", agregó entonces.

Ayer a las 8 de la mañana Escobar fue llevado a una audiencia en Tribunales donde se le acordó una condena a tres años de prisión a cumplir bajo encierro en un juicio abreviado. El fiscal de Investigación Fernando Dalmau lo acusó del robo calificado por lesiones graves en base al robo del celular Samsung Galaxy III. En virtud de un acuerdo con la defensor de la víctima, Daniela Asinari, se llegó a la pena en el procedimiento abreviado. Los elementos contra el imputado eran contundentes: los testigos que vieron el hecho fueron los mismos que lo corrieron y lo detuvieron con las pertenencias de la médica veterinaria en su poder.

A este asaltante el mismo juez que lo sentenció ayer le había visto la cara un mes antes en un estrado. Fue porque el 18 de diciembre pasado lo había condenado también por un delito menor —un robo simple en el que no se ejerció violencia— por el que le impuso una pena no excarcelable en razón de que ese ilícito no la prevé. Pero ahora a aquella sanción menor, de tres meses, Escobar deberá cumplirla adicionada a la que recibió por el ataque contra la mujer del colectivo. Es además una regla del sistema procesal: una persona que tiene una pena de ejecución en suspenso y es detectado en un segundo delito va directo al calabozo.

Consecuencias. El marco legal preve que durante diez años EM_DASHsiete más que los que dura la pena aplicada en el caso de EscobarEM_DASH una persona no puede recibir una nueva pena a prisión en suspenso. Es decir que hasta 2025 el asaltante condenado ayer, en caso de reincidir y ser detectado, cumplirá cualquier pena bajo encierro.

Hace una semana el juez Beltramone explicaba a este diario hablando de otro caso. "El jueves tuve enfrente a una persona a la que habíamos condenado a tres meses por un hurto simple. Volvió por otro hecho y ahora no sale. Eran delitos menores pero la situación sirve para mostrar cómo se acaban las excarcelaciones. Aún en las condenas condicionales por hechos mínimos a la próxima macana el implicado se queda adentro. Es el fin de la puerta giratoria. En el tiempo de vida de un delincuente esto es un perjuicio. Antes no se trabajaban las causas y prescribían. En el nuevo sistema penal estas situaciones terminan en condenas".

Según consignó ayer el fiscal Dalmau a la médica que fue víctima de este delito se le explicó el procedimiento aplicado en el caso y la pena impuesta al ladrón que la atacó. "Encontró razonable el acuerdo", dijo el fiscal.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS