Policiales

Detuvieron a un joven por el crimen de un vecino del barrio 7 de Septiembre

La madrugada de ayer, en una vivienda de Fresno al 7900, en el barrio 7 de Septiembre, fue apresado un joven de 23 años buscado como uno de los autores del crimen de Mariano Segovia, quien tenía 24 años y fue baleado desde una moto el pasado 30 de junio a metros de la casa que compartía con su pareja muy cerca de donde se realizó el arresto.

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

La madrugada de ayer, en una vivienda de Fresno al 7900, en el barrio 7 de Septiembre, fue apresado un joven de 23 años buscado como uno de los autores del crimen de Mariano Segovia, quien tenía 24 años y fue baleado desde una moto el pasado 30 de junio a metros de la casa que compartía con su pareja muy cerca de donde se realizó el arresto.

Segovia vivía desde hacía dos meses junto a su pareja, Ema S., en una vivienda de Juan B. Justo al 7900. Antes residió un tiempo en la casa de los padres, en Olmos al 1300 bis. Tenía dos hijos y según trascendió solo tenía en su prontuario una denuncia de su ex mujer por algún tipo de violencia.

Aquella trágica noche salió con su sobrina hasta un quiosco ubicado a pocos metros de la propiedad para comprar una gaseosa. Según relató oportunamente Ema S. "Unos segundos después" se escucharon disparos de arma de fuego y "cuando salí lo encontré malherido", recordó.

Desesperada, Ema habló con su sobrina y la joven le contó que "caminaron unos metros y se les acercaron dos personas que iban en una moto. Uno de ellos bajó y le dijo algo a Mariano. Entonces él vio que estaban armados y le dijo a su sobrina que corriera para la casa mientras él se fue corriendo para la esquina donde lo balearon". Según confiaron los médicos más tarde, el hombre recibió proyectiles en el brazo izquierdo, la ingle, el abdomen, la zona lumbar y el muslo derecho.

Asimismo, la mujer contó a La Capital que "Mariano no se llevaba mal con nadie y lo único que sé es que hace bastante tiempo otro hombre le pegó un tiro por un problema que él tuvo en la casa donde vivía con su ex mujer". No obstante, mientras se esperaba la ambulancia que lo llevaría al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, Mariano no quiso decirle a su pareja quién había sido el autor del ataque.

A cuatro cuadras

Lo cierto es que ayer, efectivo de la División Homicidios de la Policía de Investigaciones al mando del comisario Diego Sánchez, llevaron adelante tres órdenes de allanamientos libradas por el fiscal Alejandro Ferlazzo, quien se hizo cargo de la pesquisa. Los efectivos requisaron dos viviendas ubicadas sobre calle Fresno al 7900 (es decir a cuatro cuadras de donde se cometió el crimen) y otra en Aguará Zorro al 1500 bis. En una de las primeras fincas fue apresado Julián B., de 23 años, a quien le secuestraron un revólver calibre 32, 22 proyectiles del mismo calibre, cuatro teléfonos celulares, un arma de fabricación casera con forma de ametralladora y la ropa usada al momento de cometer el hecho y que descripta por los testigos.

Tras ser detenido, Julián B. fue trasladado a la sede de PDI donde quedó bajo custodia e incomunicado acusado por el delito de homicidio agravado y tenencia ilegal de arma de fuego hasta el día de la audiencia imputativa.

Para llegar a Julián B., dijeron los pesquisas, se realizaron varias medidas investigativas tras el crimen, entre ellas entrevistar a Ema y su sobrina, quienes aportaron datos certeros sobre los atacantes. Sin embargo, en un primer momento el ex fiscal Florentino Malaponte dijo en una primera instancia que "el hecho no es claro y la familia no pudo dar demasiadas precisiones. Al no haber cámaras en el lugar la investigación se complica pero estamos relevando testimonios de conocidos de la víctima", los que finalmente llevaron a la detención del sospechoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS