Policiales

Detuvieron a otro joven por una fatal entradera en Riobamba al 4300

Tiene 19 años, le dicen Cacha, fue detenido ayer en la zona de Felipe Moré al 2000 por estar sindicado en el crimen de Leonardo Perrone, ocurrido el 26 de agosto en Riobamba 4335.

Jueves 23 de Octubre de 2014

Un joven de 19 años apodado “Cacha” fue detenido ayer en la zona de Felipe Moré al 2000 sospechado de participar, junto a otros dos cómplices, de la violenta entradera en la que el 26 de agosto pasado asesinaron a Leonardo Perrone en su casa de Riobamba al 4300. El apresado se suma a Jonathan Daniel A., de 20 años, que se entregó a la Justicia luego de saber que era intensamente buscado por el homicidio. En tanto, Walter “Chanchín” Ascencio, el otro agresor que participó del hecho, murió en un enfrentamiento con la policía en barrio Cabín 9.
  Con la detención de Jonatan Alejandro V., alias Cacha, el crimen de Perrone, de 38 años, cierra una primera etapa de la pesquisa en la cual se trató hallar a los responsables del hecho ocurrido la mañana del 26 de Agosto en Riobamba 4335, donde residía la víctima y su familia.

Bajo amenazas. Ese día Jonathan A. abordó a Perrone junto con Asencio cuando el vecino intentaba arrancar el auto que estaba sobre la vereda. Mediante amenazas, y con el tercer cómplice detenido ayer, lo obligaron a entrar a la casa con intención de robo, instancia en la que se cerró la puerta y uno de los agresores, se presume que Cacha, quedó adentro.
  Con el objetivo de rescatar a este último, Ascencio y Jonatan rompieron un vidrio de la puerta y desde la vereda dispararon al interior de la casa al menos seis tiros matando a Perrone e hiriendo a su padrastro, de 62 años, y a un cuñado de 18.
  Enterado de que la policía estaba tras sus pasos al ser identificado por varios testigos y pruebas recogidas en la escena del homicidio, Jonathan Daniel A. se entregó a la Justicia por miedo a correr la misma suerte que Asencio.
  El 2 de septiembre el fiscal Florentino Malaponte le formuló la acusación por el delito de homicidio doblemente calificado por criminis causa y la participación de dos o más personas agravado por el uso de arma de fuego, robo doblemente calificado por lesiones gravísimas, uso de arma y portación. Y el juez Carlos Leiva le dictó la prisión preventiva sin plazos.
  No obstante, faltaba cerrar el cerco sobre el tercer integrante del grupo, un pibe del cual Malaponte tenía datos concretos desde un primer momento en base a testigos directos y otros de identidad reservada que lo vieron antes, durante y después del crimen.
  Reconocido con el apodo de Cacha, y a través de tareas de inteligencia ordenadas por el fiscal y concretadas por la regional Rosario de la Policía de Investigaciones (PDI), se logró identificarlo como Jonatan Alejandro V., de 19 años, detenido ayer a la mañana en una casa de Felipe Moré al 2000.
  El sospechoso fue puesto a disposición del fiscal Malaponte, que hoy le tomará declaración como paso previo a la audiencia imputativa.

Tiroteo. Cabe recordar que Ascencio, el otro acusado, recibió un disparo de la policía en la vivienda de su tío en Cabín 9. De acuerdo a la versión oficial, el joven se enfrentó con personal del Comando Radioeléctrico que procuraba su detención y le secuestraron una de las armas utilizadas en el crimen de Perrone.
  Sin embargo, respecto de este episodio, donde además fue herido un primo de Ascencio (imputado de resistencia a la autoridad) la familia sostuvo que los jóvenes no evadían la persecusión policial, sino que dormían cuando irrumpieron los agentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario