Policiales

Detuvieron a diez policías por falsificar un acta

Los agentes dijeron haber hallado en manos de dos detenidos un arma calibre 32. Sin embargo, quienes los apresaron negaron haber visto ese revólver.

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

Un fiscal de Flagrancia ordenó ayer a la tarde que diez policías que participaron de una extensa persecución de dos motociclistas por gran parte de la ciudad y que avalaron el acta en el cual fueron detenido, sean apresados por el presunto incumplimiento de sus deberes y falsificación de documento público. Es que los dos agentes que tras la extensa y alocada carrera terminaron arrestando y esposando al sospechoso, no reconocieron haber hallado arma alguna en su poder. Sin embargo, en el acta del procedimiento labrada en la seccional 15ª aparece como secuestrado un revólver calibre 32 con seis cartuchos percutidos, cuando por medidas de investigación se corroboró que al momento de la detención no se secuestró ese elemento. Esto significa que el arma parece haber sido plantada en el accionar policial.

La orden de detención de la decena de agentes que firmaron el acta en cuestión fue emitida por el fiscal de Flagrancia Rodrigo Urriticoechea y anoche, pesquisas de Asuntos Internos de la policía estaban cumpliendo las diligencias de rigor y habían apresados a los involucrados.

De norte a sur

El incidente se originó cuando dos policías a bordo del móvil 7649 intentaron identificar a los ocupantes de una moto cuyas características no se dieron en avenida Carrasco y Gurruchaga, en la zona de la costanera norte de la ciudad y frente al Club Amistad Marina.

Allí el conductor de la moto no acató la orden policial y se dio a la fuga. Así empezó una persecución a la que, tras impartirse la orden radial, se fueron sumando varias unidades policiales en un trayecto por demás de extenso, tanto que terminó en la zona sur.

Ya en el macrocentro, más precisamente en el cruce de Santiago y San Juan, el móvil 7820 que participaba de la carrera chocó contra un vehículo particular provocando lesiones a los ocupantes de ambos autos.

Pero la persecución continuó con la moto dirigiéndose hacia el sur, tomando incluso algunas calles en contramano. Por entonces una patrulla que estaba en San Juan y Paraná se sumó a la persecución cruzando a la moto en la zona de Ovidio Lagos y bulevar Seguí, aunque los policías optaron por no cortarle el paso "debido a que había mucha gente y podían poner en riesgo vidas civiles", según un parte dado a conocer por la oficina de prensa de la Fiscalía Regional.

En tanto, de acuerdo a la información de la policía, en la intersección de avenida Francia y Uruguay, ya en la zona suroeste de la ciudad, se sumó el móvil 7010. Al llegar al cruce de Entre Ríos y pasaje Chopin, en el barrio La Guardia, el motociclista realizó una mala maniobra y perdió el control del rodado por lo cual ambos ocupantes cayeron al piso. Ahí, quien iba como acompañante fue arrestado cuando intentó escapar a pie, mientras que quien conducía (identificado porque llevaba una férula en una de las piernas) siguió su huida por Entre Ríos en contramano y las patrullas lo perdieron de vista.

Intercepción y discusión

Momentos después los ocupantes de otro patrullero volvieron a divisar al escurridizo motociclista y se reanudó la persecución. Pero en el cruce de 24 de Septiembre y Buenos Aires el móvil 7612 chocó contra un vehículo particular provocando así el segundo encontronazo de la película.

Recién al llegar a Buenos Aires y pasaje Casablanca dos unidades policiales le cortaron el paso al sospechoso, que derrapó y finalmente fue apresado en ese lugar. El muchacho sólo fue identificó como L.G. y, según figura en el acta de la policía, cuando los agentes levantaron la moto para subirla a una camioneta y trasladarla a la seccional 15ª, "se observa un arma de fuego tipo revólver, por lo que se realizó el acta de levantamiento con testigos".

Sin embargo, una vez en la seccional, los dos policías que participaron del arresto del joven se negaron a firmar ese documento ya que dijeron no haber visto arma alguna al apresarlo. De acuerdo al parte de Fiscalía, "al momento de la realización del acta los policías que logran la detención manifiestan que hay una discrepancia entre sus declaraciones y lo plasmado en el documento del procedimiento por parte de los otros policías que habían arribado al lugar, en donde se manifestaba que conjuntamente con los detenidos se había secuestrado un revólver calibre 32 con la numeración limada y seis vainas percutadas. En ese momento se produce una discusión entre los agentes policiales negándose los dos agentes que lograron la detención a firmar el acta".

En ese marco, la mañana de ayer el fiscal le tomó declaración a los dos policías que logran la detención y ratificaron que al momento del arresto no secuestraron "ningún arma de fuego o elemento de peligrosidad". A partir de esos testimonios y otras medidas de investigación, se libró la orden de detención de los diez agentes que firmaron el acta preventiva, medida que fue llevada adelante por la División Judiciales de la Unidad Regional II. Esos uniformados serán imputados el jueves por falsificación de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario