Policiales

Detienen a uno de los sospechosos del crimen del taxista asesinado en barrio Ludueña

Personal de PDI apresó en horas de la madrugada de hoy a uno de los dos individuos que asaltaron y mataron de un tiro a Mario Esusy. Fue en un Fonavi ubicado detrás de la cooperativa láctea Cotar.

Sábado 20 de Abril de 2019

Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo en horas de la madrugada de hoy a uno de los sospechosos del crimen de Mario Esusy, taxistas que fue ultimado ayer de un disparo de arma de fuego en barrio Ludueña. Fue apresado en un allanamiento efectuado en el complejo de departamentos Fonavi ubicado en la parte posterior de la cooperativa láctea Cotar, en la zona noroeste de la ciudad.

Esusy, de 61 años, fue ultimado de un balazo a primera hora del jueves pasado, cuando fue en su Chevrolet Corsa a la esquina de Casilda y Formosa para tomar un servicio que había recibido a través del sistema de radiollamada. En ese lugar fue abordado por dos motochorros que lo abordaron a punta de pistola para robarle. Al intentar huir, el taxista recibió un disparo a quemarropa en el pecho y murió.
Gracias al relato de un testigo de identidad reservada, que estaba en cercanías del lugar donde fue asesinado el taxista, los investigadores del caso pudieron saber que el asalto fue cometido por tres sujetos que se desplazaban a bordo de una motocicleta Honda Twister roja. Después de escucharse una detonación de arma de fuego y el motor de un auto acelerar, escaparon del lugar a alta velocidad.
Embed

El fiscal Adrián Spelta, que llegó a la escena del crimen minutos después del homicidio, reveló que los autores del asesinato habían intentado cometer una entradera antes de asaltar a Esusuy. Según fuentes del policiales, trascendió que el intento fallido de asalto se produjo en una casa ubicada en cortada Madrin 117. Los ocupantes de la vivienda lograron entrar antes de que los delincuentes llegaran al lugar.
Spelta confirmó que ahí efectuaron un disparo y que se había logrado secuestrar el casquillo del arma con el que habían disparado. El impacto fue a dar contra el portón de la vivienda, sin llegar a herir a nadie. No obstante, es una pieza clave para la pesquisa porque permite ser cotejado con el del tiro que mató al taxistas y, de ese modo, saber a ciencia cierta si en ambos casos se usó el mismo arma.
El procedimiento que se llevó a cabo esta madrugada y que culminó con la detención del presunto autor del crimen de Esusy fue ordenado por la fiscal Marisol Fabbro, quien está a cargo de la investigación del homicidio. Las pesquisas están ahora enfocadas en la detención de los dos cómplices del individuo que cayó está madrugada y en determinar cuál de los tres efectuó el disparo asesino
La muerte de Esusy causó conmoción el jueves, en el comienzo de la Semana Santa. Sus colegas, indignados por la situación, dispusieron un paro de actividades por 24 horas que dejó a la ciudad sin taxis. Un grupo más radicalizado, entretanto, bloqueó la salida de micros de la Terminal de Omnibus Mariano Moreno, provocando demoras en la partida de los viajes.
El gobernador Miguel Lifschitz en persona se puso al frente de las acciones que, desde el ministerio de Seguridad que conduce Maximiliano Pullaro, se pusieron en marcha para esclarecer el caso, detener a los culpables y llevar tranquilidad y seguridad a los rosarinos. Ayer la labor conjunta entre el Ministerio Público de la Acusación (MAP) y la policía logró esclarecer el crimen y detener a uno de los presuntos culpables.
En horas de la mañana de ayer una numerosa caravana de taxis acompañó al chofer asesinado hasta el cementerio La Piedad, donde fueron inhumados sus restos. Congoja, dolor y bronca fueron los sentimientos que dominaron a familiares, amigos y colegas de Esusy, quien aunque hacía solo seis meses que se había sumado al gremio se había ganado el corazón de sus compañeros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});