Policiales

Detienen a un exfutbolista acusado de robar camionetas 4x4 en Santa Fe

Es Jorge Kenig, que jugó en Talleres de Córdoba. Cayó volviendo de Chile. Los vehículos se sustrajeron en Rosario, Santo Tomé, Esperanza y Santa Fe.

Jueves 01 de Agosto de 2019

El futbolista retirado Alejandro Kenig fue detenido ayer cuando retornaba desde Chile sospechado de tener participación en una organización dedicada al robo de camionetas 4 x 4 que al menos sustrajo dos de estos vehículos en distintos lugares de la provincia. El rol que se le atribuye al ex delantero de Talleres de Córdoba es trasladar los vehículos robados hacia la frontera norte con Bolivia para sacarlos del país.

La detención de Kenig, de 50 años, fue concretada por efectivos de Gendarmería Nacional luego de una alerta registrada en la Dirección de Migraciones en el paso fronterizo Horcones, en Mendoza. La alerta respondía al pedido de captura dictada por la fiscal de Santa Fe María Laura Martí que tiene hasta ahora cuatro detenidos, acusados de integrar una banda dedicada al robo de camionetas Toyota Hilux.

La investigación puso al descubierto una estructura que parece trabajar mediante células diferenciadas que levanta con exclusividad camionetas Toyota Hilux. Una es la que sustrae los vehículos, en base a inhibir el sistema de alarma. La segunda célula se dedica a la comercialización de las camionetas robadas hacia Bolivia para venderlas allí.

En Jujuy

La investigación se inició cuando en la ciudad de San Salvador de Jujuy, el 30 de mayo pasado, detuvieron a un cordobés en la zona de la terminal de ómnibus con dos Toyota Hilux robadas tres días antes en la provincia de Santa Fe: una en la capital santafesina y la otra en la vecina ciudad de Santo Tomé, el 27 de mayo pasado.

Los identificados en la asociación ilícita dedicada a estos robos son residentes en Córdoba e integran una misma familia. El primer detenido en la capital jujeña era Jorge Adrian Moyano. Más tarde se sumaron dos más: Sergio Ariel Moyano, de 45 años, y Gustavo Moyano, de 26. Los tres están actualmente con prisión preventiva en la capital provincial a requerimiento de la fiscal Martí.

A través de escuchas se detectó que se destacaba el apodo del futbolista Kenig, ex goleador de Talleres, que se tiene como uno de los que manejaban hacia la frontera norte los vehículos robados. También se identificó a un ciudadano boliviano apodado "Coreano" como el contacto en el país vecino para ubicar los vehículos.

Con un abogado

Kenig había hecho un contacto con el Ministerio Público de la Acusación (MPA) a través de un abogado para señalar su intención de presentarse. El martes el futbolista había anticipado en su cuenta de Instagram que se proponía aclarar todo y que no tiene ninguna responsabilidad en lo que motivó que le dictaran la captura. Ayer al ser detenido en el puesto fronterizo fue trasladado hacia la dependencia policial de Uspallata. Será sometido tras su traslado a una audiencia imputativa en Santa Fe como partícipe de asociación ilícita y partícipe de la sustracción de camionetas en dos localidades del departamento La Capital.

A la organización también se le sospechan otros dos robos. Una fue levantada en Rosario el 13 de mayo pasado. Es una Toyota Hilux blanca que aparece en una foto en el teléfono celular de Jorge Moyano. También se acreditó un robo de una camioneta de la misma marca en la ciudad de Esperanza. Ninguna de estas últimas pudieron ser recuperadas. En la investigación habría indicios que la Hilux sustraída en Esperanza habría sido conducida por Kenig hacia Jujuy.

En la descripción de la asociación ilícita la investigación enumera la comisión de varios ilícitos a los miembros de la banda. Por ejemplo uso de documentos apócrifos para pasar los controles, ofrecer dinero en los controles para no tener problemas para pasarlos, según lo que surge de las interceptaciones telefónicas. También les atribuyen circular con chapas patentes distintas a los originales del vehículo. Y tener tarjetas azules adulteradas, donde constaba el número de motor correcto del vehículo trasladado, pero con las patentes reemplazadas, y con el nombre del conductor.

La foto del whatsapp

El primer detenido, Jorge Moyano, fue imputado por asociación ilícita y falsificación de documentos, mientras que a los otros dos que siguieron se los imputó por asociación ilícita y encubrimiento.

Cuando surgió la detención del Jorge Moyano con la Hilux en Jujuy se abrió su celular. En su Whatsapp había una alusión a una camioneta robada en Rosario junto con una foto del vehículo, que se veía en el teléfono de Moyano, tomada el 14 de mayo. Entonces la fiscal Martí pidió a a la Unidad Regional II un reporte sobre los vehículos robados en los días previos y supo que un día antes habían sustraído en Rosario una Toyota Hilux blanca, idéntica a la que aparecía en la foto.

La camioneta Hilux de esa foto se descuenta que es la robada en Rosario pero tenía una patente distinta. Este dominio corresponde a una patente robada el mismo día a un vehículo en La Plata.

Kenig tuvo una trayectoria destacada en la década del 90. Inició su carrera en Deportivo Español, jugó en Maccabi Tel Aviv de Israel y en 1990 llegó a Talleres de Córdoba, club del que se describía como hincha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario