Policiales

Detienen a sospechoso por dos robos y podrían imputarle varios hechos más

En el allanamiento a su vivienda se encontraron tarjetas bancarias y documentos de personas que podrían haber sido víctimas de otros hechos.

Miércoles 02 de Diciembre de 2020

Un hombre de 38 años detenido como sospechoso de haber asaltado dos comercios la semana pasada quedó en la mira por otro arrebato mientras se investiga su probable participación en tres atracos más. La información fue obtenida en el allanamiento a su vivienda de barrio Plata donde fue apresado y se encontraron siete teléfonos celulares denunciados como robados, así como DNI y tarjetas bancarias cuyos titulares podrían haber sido víctimas de otros hechos delictivos.

Fuentes policiales identificaron al sospechoso como Cristian Sebastián G. y revelaron que hace unos meses cumplió una condena por robos. El hombre de 38 años será imputado de robo calificado por el uso de arma de fuego por el fiscal de Investigación y Juicio Enrique Paz. En principio la audiencia está prevista para el viernes y no se descarta que para entonces le imputen más hechos o delitos.

La semana pasada

Cristian G. estaba siendo buscado por dos asaltos a comercios ocurridos la semana pasada. El primero de ellos fue el martes 24 de noviembre en la ciudad de Funes. Cerca de las 16.30, a partir de un alerta de un pulsador de asalto recibido por el sistema del 911, personal del Comando Radioeléctrico funense llegó hasta un comercio en Fuerza Aérea al 700.

En el lugar los recibió un comerciante de 35 años que les relató que minutos antes un hombre lo había asaltado a punta de pistola y le había robado la recaudación. Los uniformados pidieron colaboración a la central de monitoreo municipal en busca de imágenes del ladrón y del vehículo en el que podría estar circulando y con los datos obtenidos comenzaron un patrullaje que no dio resultado.

El otro robo atribuido a G. ocurrió al día siguiente en un comercio de 25 de Mayo al 1200 de Ybarlucea. Al lugar llegó personal de la subcomisaría 17ª a partir de un llamado al 911 por parte de una mujer que estaba atendiendo un minimercado que había sido asaltado. La víctima, una mujer de 41 años, relató que estaba atendiendo el local cuando entró un hombre para hacer una compra y en un momento extrajo un arma de fuego plateada para robarle la recaudación.

La mujer, que no resultó lesionada en el atraco, agregó que el hampón se dio a la fuga en un auto azul donde al parecer lo estaban esperando. Además aportó imágenes captadas por cámaras de vigilancia instaladas en el local.

El fiscal Paz encomendó las tareas de investigación a la División Judicial de la Unidad Regional II que este miércoles a la mañana allanó una vivienda del pasaje Las Flores al 3500. Allí fueron detenidos G. y un hombre de 40 años que luego recuperó la libertad, ambos domiciliados en esa casa.

Más pistas

Los voceros consultados señalaron que en el allanamiento se secuestró una pistola plateada cuyo calibre deberá establecerse, ocho municiones calibre 9 milímetros, dos chapas patentes y prendas de vestir similares a las descriptas por las víctimas de los asaltos y registradas por cámaras.

Pero resultó llamativo el hallazgo de siete teléfonos celulares con pedido de secuestro, 25 tarjetas de crédito y débito de diversos bancos, así como un maletín, cuatro DNI y una libreta de casamiento que para los pesquisas de la División Judicial de la policía rosarina podrían conducir a esclarecer otros robos.

De hecho, a partir de uno de los DNI y de la libreta de casamiento se identificó a una mujer domiciliada en la zona norte de la ciudad con quienes los uniformados intentaron comunicarse. Luego de contactar a un hijo de la víctima, éste corroboró que su madre había sido víctima de un robo en el cual le sustrajeron un maletín con documentación y el ladrón escapó en un vehículo azul, por lo que no se descarta que esté involucrado G.

Así, a partir de su detención G. quedó en la mira por otros asaltos similares ocurridos en la ciudad de Funes en los últimos meses como una estación de servicio, una heladería y un cíber. En este sentido, indicaron los voceros, en función del material colectado podrían llegar a sumar uno o dos de esos hechos en las imputaciones del viernes. Además, aseveraron, el hallazgo en su poder de siete teléfonos con pedidos de secuestro podría significar que le imputen siete hechos de encubrimiento, más allá de que se compruebe posteriormente que llegaron a sus manos en robos que haya perpetrado él mismo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS