Policiales

Desvalijan una casa de zona sur tras amenazar a un chico de 13 años que se quedó solo

Los delincuentes ocultaron sus rostros con capuchas. Ingresaron al domicilio de Corrientes al 3000 cuando los padres del chico habían salido a llevar al hermana a la escuela.

Miércoles 29 de Octubre de 2014

Un grupo de jóvenes delincuentes asaltaron esta mañana el domicilio de una familia ubicado en Corrientes al 3000. Los ladrones ingresaron justo cuando los padres habían salido a llevar a uno de sus hijos a la escuela mientras que el otro, de 13 años, permanecía durmiendo.
 
Gustavo relató el momento en que recibió la llamada telefónica que alertaba sobre la situación que se vivía en su casa. "Me avisa mi hermano, me dice que destrozaron la puerta, que me quede tranquilo que el nene estaba bien, y que me iba a encontrar con los móviles en la puerta", describió.
 
"Cuando llego me encuentro con la policía y un completo desastre, habían tirado y revuelto todo, evidentemente apenas me fui entraron, mi hijo estaba en un ataque de nervios, llorando, me decía 'papá cómo me dejaron', y le dije te despertamos, te dijimos íbamos a llevar a tu hermano y volvíamos", contó el hombre al remarcar que queda una sensación de "que no se está seguro ni en tu propia casa".
 
La víctima detalló que los delincuentes "se llevaron todo electrónico, cosas de los chicos, celulares, tablet, fue una situación horripilante" para indicar que otros elementos valor no fueron considerados por los ladrones. "Tengo libros carísimos, me tiraron abajo todo lo que tiene que ver con la tecnología que es por donde pasa la abundancia ahora", afirmó.
 
Fueron cuatro muchachos encapuchados, de alrededor de 20 años, los que efectuaron el robo con mecánica de "pasamanos" mientras que otros dos habrían sido los que dieron aviso que la casa estaba sin sus habitantes.
 
"Conozco mucho a los chicos del barrio porque he hecho trabajo social, y a muchos los he visto convertirse en ladrones, como en todos los barrios, pero acá había un código y se iban a otras zonas de afuera, ahora no existe ni ese código", alertó Gustavo.
 
En al puerta de su casa mientras mostraba la puerta que quedó rota, dijo que "la sensación de inseguridad que te queda es horrible, de que te van a volver a entrar al otro día, estamos en el sálvese quien pueda".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario