Policiales

Despojan de 100 mil pesos a un hombre en una entradera

Un vecino de la localidad de Serodino sufrió una violenta entradera al ser sorprendido por dos delincuentes armados mientras ingresaba a su domicilio.

Domingo 12 de Mayo de 2019

Un vecino de la localidad de Serodino (ubicada a 50 kilómetros de Rosario) sufrió una violenta entradera al ser sorprendido por dos delincuentes armados mientras ingresaba a su domicilio. Tras ser golpeado y maniatado bajo amenazas de muerte y a punta de pistola, le robaron una cifra estimada en 100.000 pesos, cheques y una pistola calibre 9 milímetros de su propiedad.

El audaz atraco contra un hombre de 57 años vecino de Serodino ocurrió el jueves, entre las 22 y las 23, mientras llegaba a su casa de Corrientes al 500, en el extremo noreste del pueblo.

En ese momento fue sorprendido por al menos dos maleantes que se le aparecieron por la parte posterior del inmueble mientras desactivaba la alarma de la casa.

Los intrusos se le abalanzaron, lo redujeron tras taparle la cabeza con una campera, le ataron las manos con precintos plásticos y comenzaron a golpearlo al tiempo que le exigían que entregara los elementos valor y el dinero que tiviese guardado.

El hombre sintió el rigor de la feroz golpiza y quedó paralizado por el dolor y el temor, mientras los desconocidos insistían bajo amenazas de muerte para que confesara dónde guardaba un monto de dinero que supuestamente era el producto de la venta de maquinaria agrícola, un dato certero que los delincuentes parecían tener para concretar el golpe.

Y aunque el vecino negó la existencia de los billetes, de acuerdo a la denuncia que presentó la víctima los intrusos lograron llevarse un botín estimado en 100.000 pesos en efectivo, teléfonos celulares, cheques por un valor no determinado y un arma de fuego calibre 9 milímetros registrada a nombre del dueño de casa.

Escape y ayuda

Sin otro objetivo, los delincuentes escaparon con rumbo desconocido. Recién en ese momento la víctima, un trabajador rural, pudo desatarse para salir a la calle y pedir ayuda a una vecina que dio aviso al personal policial, según describe el portal regional InfoMas.

Los agentes de la seccional de Serodino realizaron las primeros medidas y dieron parte a la Brigada Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI), cuyo personal completó las pericias, relevamiento de datos y rastros de la escena del hecho bajo las órdenes de la fiscal Melisa Serena.

Si bien del relato del denunciante los hampones fueron dos, dijo que no pudo identificarlos porque permaneció con su cabeza tapada. Mientras tanto, se ordenaron una serie de medidas que se mantienen en reserva para dar con los autores del audaz atraco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario