Policiales

Desplazan a cúpula policial por vínculos con el narcolavado

Una investigación de la Justicia federal detectó las relaciones de policías, narcos y empresarios inmobiliarios para lavar el dinero del tráfico de drogas.

Viernes 15 de Febrero de 2019

jefatura. El edificio de la policía riocuartense fue allanado por la PSA.

El gobierno de Córdoba dispuso cambiar la cúpula de la Departamental Río Cuarto de la policía provincial tras la investigación que vincula a los ex titulares de la fuerza en hechos de lavado de dinero y narcotráfico además de la seguidilla de homicidios ocurridos en lo que va del año.

El secretario de Seguridad de la provincia mediterránea, Alfonso Mosquera, confirmó ayer que asumió como nuevo jefe departamental el comisario mayor Walter Héctor Huerta, secundado por el comisario inspector Hernán Gustavo Etcheverri, y que los motivos de la renovación eran "de público conocimiento".

Mosquera dijo que los 7 homicidios dolosos ocurridos en 40 días "fueron circunscriptos a relaciones interpersonales y no por inseguridad, son producto de violencia urbana. No estamos hablando que ante una situación de sustracción de un auto hay un disparo y termina con una víctima fatal; o lo conocido como motochorros", consideró.

El episodio que derivó en la renovación de la cúpula policial de Río Cuarto ocurrió la semana pasada, cuando fue detenido el jefe de Investigaciones de la Departamental, subcomisario Gustavo Oyarzábal, acusado por delitos de narcotráfico y lavado de dinero en el marco de una pesquisa que desde hace cinco años conduce el juez federal Carlos Ochoa y entre quienes, como personaje clave, estaba Claudio Torres, un poderoso narco y líder de la banda al que acribillaron a balazos el 16 de enero en esa ciudad.

El subcomisario Oyarzábal había sido pasado a retiro en enero y apresado el jueves de la semana pasada a raíz de la investigación que ya tiene 21 imputados, de los cuales 16 permanecen detenidos y entre quienes hay otros uniformados y empresarios inmobiliarios.

Las detenciones fueron el resultado de 47 allanamientos que llevó adelante la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en viviendas y comercios de Río Cuarto y en un complejo de cabañas de la localidad serrana de Alpa Corral.

De acuerdo con las fuentes, Oyarzábal es investigado por el presunto encubrimiento de las maniobras de narcotráfico y lavado de dinero que llevaba a cabo la banda liderada por el asesinado Torres.

El subcomisario se desempeñó durante muchos años como jefe de

Telecomunicaciones en la Departamental Río Cuarto y luego pasó a la Jefatura de Investigaciones, donde se ocupó de casos trascendentes.

Políticas de Estado

Respecto al homicidio de Torres, el secretario de Seguridad afirmó que "se trata de un homicidio íntimamente vinculado con la narcocriminalidad y el crimen organizado. Tiene todas las características de ese tipo. Estas bandas tienen un enorme poder económico y desafían permanentemente al Estado en la Argentina y el mundo. Por lo tanto, las políticas deben ser políticas de Estado en las que estén involucrados todos los sectores", dijo.

Además, Mosquera consideró que "Río Cuarto es un lugar clave del corredor bioceánico central" para la permanencia del narcotráfico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});