Policiales

Desde la agencia de vigilancia dicen que hoy se presentarán ante el fiscal

Un hombre llamado Walter Sosa, que afirma ser policía, acepta haber llevado a la víctima al hospital, pero niega la agresión.

Jueves 05 de Junio de 2014

Los responsables de la agencia de seguridad privada que fue apuntada por la brutal agresión sufrida el sábado por un hombre de 34 años en Alberdi podrían presentarse esta mañana en la Fiscalía Regional de Rosario para ser investigados. El abogado que tiene mandato para representarlos dio una versión diametralmente opuesta a la planteada por el denunciante. Erico Neironi sostiene que dos hombres armados que dijeron ser policías de civil lo acusaron del robo de una camioneta, lo persiguieron disparando dos balazos, le rompieron el tabique nasal de una patada, le cortaron la cabeza con un culatazo de arma de fuego y finalmente uno de ellos lo llevó al hospital al darse cuenta de que se habían confundido. Los hombres de la agencia de vigilancia, según su abogado, afirman que el confundido es el denunciante. Uno de ellos refiere que intervino cuando Neironi se estaba peleando con otra persona y que simplemente lo llevó al hospital porque estaba muy maltrecho.

La determinación de presentarse ante los acusadores fue resuelta después de que la empresa de seguridad Ranger SRL fuera señalada desde la fiscalía a cargo de David Carizza y desde el Ministerio de Seguridad por responsabilidad presunta por el ataque sufrido por Neironi, un repartidor de correspondencia, el sábado a las 22.30 en Puccio y Agrelo. Ranger SRL fue inhabilitada hace dos años por utilizar personal en negro y otras irregularidades. Tenía domicilio legal en Darragueira al 2000, en jurisdicción de la comisaría 10ª y muy cerca del lugar del incidente. Y reiteradamente fue señalada por vecinos por conductas abusivas y violentas de sus miembros.

"Vamos a sostener que, según mis clientes, esto se trata de un incidente callejero que se pretende instalar como un cuestionamiento generalizado a la actividad de las empresas de vigilancia", dijo ayer el abogado José Luis Abichain, quien ayer a la tarde presentó en la fiscalía a cargo de Carizza un escrito con la versión de los hechos de sus representados. Estos son Ramón Walter Sosa y Rodrigo Germán Sosa. Esta última persona figura como socio de Ranger SRL junto a Rafael Sosa.

"Peleaba con otro". Una persona que estaba ayer con el abogado y dijo llamarse Walter Sosa aceptó ayer, en un diálogo telefónico con este diario, haber estado el sábado con Erico Neironi en el lugar del incidente. Asumió haber sido quien lo trasladó al hospital pero hasta ahí llegó la coincidencia con el denunciante. La versión que dio tenía notorias lagunas, omisiones deliberadas y escasa verosimilitud. "Lo vi a este muchacho en una pelea con otra persona y me acerqué a separarlo. Le ofrecí llevarlo al hospital porque estaba ensangrentado pero el se negaba con mucha violencia. Me decía que estaba tomando vino con un tal Martín y que lo dejara tranquilo. Yo le insistí a llevarlo y al final aceptó. Cuando lo llevaba me pidió plata para no denunciarme. Incluso le ofrecí acercarlo a la comisaría y se negó", dijo.

Preguntado sobre su relación con la empresa Ranger SRL dijo no tener ninguna. Negó asimismo conocer a los propietarios de la firma. Respecto de si había sido alguna vez empleado de seguridad privada lo rechazó. "No podría haber sido vigilador porque soy empleado policial". Cuando este diario le preguntó en qué repartición se desempeñaba solamente respondió: "Prefiero no decirlo. Es en la Unidad Regional II". Por último dijo que tenía un auto gris pero que no era un Ford Focus como denunció Neironi pero rechazó decir qué marca es su auto.

"No lo puedo creer". El denunciante y víctima del hecho se quedó pasmado al saber de la presentación y del tenor de la versión. "No puedo creer que sean tan zarpados de ir a contarle a un juez una mentira así. El tipo que me llevó al hospital en el auto es el que se parece al boxeador Maravilla Martínez. El creyó que había robado mi Peugeot Partner y por eso me pegó la patada que me rompió la nariz. Cuando le mostré los papeles se quiso morir y ahí me llevó al hospital", dijo anoche.

"Mis clientes señalan que nunca atacaron a nadie sino que uno de ellos intervino para ayudar a un muchacho que estaba herido", dijo Abichain. Preguntado expresamente el abogado dijo que los Sosa que lo contactaron para que los representara

El fiscal David Carizza, a cargo del caso, confirmó que el abogado Abichain se presentó anoche para poner a disposición de la investigación a sus clientes. "Una imagen de video de la cámara del Hospital Alberdi que ya tenemos en el registro de prueba muestra claramente el ingreso al hall del denunciante con un hombre que, tal como dice la víctima, guarda un parecido físico importante con el boxeador Sergio Martínez. Los elementos reunidos hasta ahora parecen propicios para una audiencia imputativa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario