Policiales

Desbarataron una red narco policial en San Luis

Fueron apresadas seis personas vinculadas familiarmente a un policía detenido desde enero por tráfico y comercio de drogas.

Domingo 21 de Abril de 2019

Una red de venta de drogas operada presuntamente por familiares de un narco policía apodado "El niño de cobre", quien está bajo prisión preventiva desde enero, fue desbaratada luego de varios operativos en la ciudad de San Luis.

La División de Lucha contra el Narcotráfico de la provincia puntana realizó cinco allanamientos simultáneos en los que se demoraron y fueron puestos a disposición de la Justicia Federal cuatro hombres y dos mujeres y se secuestraron 1.755 semillas de marihuana, 183 gramos de picadura de marihuana, 43 gramos de cocaína, 15 pastillas de éxtasis, dos armas de fuego (un revólver calibre 22 y una escopeta), municiones, balanzas de precisión, una tablet, cuatro vehículos (una camioneta Volkswagen Amarok, un Fiat 147 y dos motos) y 250 mil pesos en efectivo.

Según detallaron fuentes policiales, con estos procedimientos realizados tras dos años de investigación, se culminó con la desarticulación de la organización delictiva dirigida por los ciudadanos Alejandro Moreno, conocido como "El niño de cobre", y Francisco Reta, ambos policías y detenidos en el penal de San Luis.

El 11 de enero último, Moreno, Reta y otros tres hombres fueron procesados y se les dictó la prisión preventiva acusados de transportar estupefacientes, luego de la incautación de 3,2 kilos de cocaína en un procedimiento realizado el 5 de diciembre en la ciudad de San Luis.

El primer secuestro

En esa oportunidad el fiscal Federal Cristian Rachid afirmó que los narco policías fueron imputados por "transporte de estupefacientes, doblemente agravado por pertenecer a la fuerza y por la intervención de tres o más personas organizadas en su comisión".

El funcionario aclaró que el procedimiento "fue el mayor secuestro de cocaína logrado en un mismo procedimiento en San Luis", ya que además de la cocaína compactada, valuada en 6 millones de pesos, se secuestraron casi 100 gramos de marihuana, 300 mil pesos en efectivo, 30 teléfonos celulares, ocho vehículos, entre motos, camionetas y autos, de los cuales dos funcionaban como taxis.

Además retuvieron documentación, anotaciones, dos armas de calibre 38 y 22, municiones, balanzas de precisión, CPU, notebooks, formularios para la compra y transferencia de automotores, pen drives, circuitos de video vigilancia y máquinas contadoras de billetes.

El fiscal destacó que este caso se trató de una "autodepuración de la fuerza" ya que la denuncia surgió del seno de la Dirección General de Lucha Contra el Narcotráfico a cargo de la comisaria mayor Andrea Cura, con cuya colaboración se logró la incautación de la droga y la detención de los involucrados, luego de dos años de investigación y cinco allanamientos realizados en la provincia.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario