Policiales

Denunciaron una docena de estafas tras la clonación de tarjetas de débito

El dato se conoció ayer, tras la presentación hecha por una joven a la que le birlaron 8 mil pesos de su caja de ahorros y la usaran para hacer transferencias.

Viernes 18 de Octubre de 2019

En los últimos días se recibieron oficialmente una docena de denuncias por la clonación de tarjetas de débito y el vaciamiento de cajas de ahorro. Ante ello, Leonardo Barucca, el director del Centro Territorial de Denuncias (CTD), expresó que "las víctimas, en casi todos los casos, fueron damnificadas entre el 8 y el 11 de octubre" y que "los montos transferidos y extraídos son menores a los 30 mil pesos en todos los casos". Asimismo, agregó que "varias de las operaciones denunciadas se realizaron en un cajero de Oroño al 1000".

"Si bien por protocolo bancario la denuncia es privada y la hace el damnificado, la denuncia pública en un CTD es fundamental para que desde el Estado se investigue", sostuvo el funcionario. En ese sentido, Barucca brindó recomendaciones para evitar ser víctima de estos hechos que volvieron a la luz tras conocerse el caso de Lucía G., estafada el pasado fin de semana largo.

El titular del CTD remarcó que lo primordial en estos casos es que las víctimas presenten las denuncias cuanto antes "para que, si hay una o más bandas detrás de estos hechos se pueda investigar y detenerlas". Y agregó que "además de tomar la precaución de tapar con una mano el teclado del cajero mientras se marca el PIN, hay que chequear mediante home banking que no haya ninguna transacción extraña en su cuenta".

Caso contrario, dijo Barucca, se deberá dar de baja la tarjeta y hacer la denuncia para que la Fiscalía inicie las actuaciones que correspondan.

La operatoria, según aseguraron fuentes oficiales, es sencilla: con un chip incorporado a la ranura donde se pone la tarjeta clonan la identificación digital de la misma y desde allí extraen dinero o usan la cuenta para hacer transferencias desde otras cuentas mediante el home banking.

Sorpresa

Lucía G. tiene 25 años y denunció que el jueves 14 de octubre retiró algo de dinero del cajero automático de la red Banelco ubicado en bulevar Oroño 1048. El saldo de su cuenta tras ello quedó en 8 mil pesos que, mediante la clonación de su tarjeta, le fueron birlados por desconocidos.

Además, durante el fin de semana largo, su cuenta fue utilizada para hacer transferencias bancarias por un monto de 27 mil pesos que, obviamente, también pasaron a manos de los estafadores.

A la hora de las sospechas, Lucía contó a este diario que cuando salió del cajero tras hacer su última operación aparecieron dos motos que se estacionaron en la puerta. "Yo pensé que me iban a robar, me apuré a salir y me metí en el auto de una amiga que me había llevado hasta ahí", contó. "Es muy posible que ellos me hayan clonado la tarjeta, pero no lo sé", agregó.

La joven partió hacia Córdoba y estuvo en las sierras hasta el lunes al mediodía. "Cuando volví me fijé en los movimientos y resulta que no sólo me habían sacado 8 mil pesos sino que habían ingresado en mi cuenta plata de otra cuenta. En una primera transferencia fueron 11.700 pesos que sacaron apenas ingresó, y en otra unos 15 mil pesos que también desaparecieron de la cuenta unos minutos después. Se ve que no podían sacarlo de esa cuenta y la transfirieron porque yo tengo un límite alto para extracciones".

Según los registros bancarios, esas extracciones fueron entre el 11 y el 12 de octubre. Ante la situación, Lucía recurrió al banco donde está el cajero y le dijeron que debía comunicarse con la empresa que emite la tarjeta. También le aconsejaron que "desconozca" las extracciones y ella mostró puntualmente que no podía haber estado en los cajeros desde los que se retiró el dinero porque estaba en Córdoba y las extracciones se hicieron en Rosario.

Por su parte, la empresa emisora le recomendó hacer la denuncia y esperar que se hicieran los balances y análisis de cámaras de filmaciones. Ayer, finalmente, tras hacerse pública la denuncia y corroborar los movimientos de la cuenta, el banco donde opera Lucía le devolvió el importe sustraído de la caja de ahorros.

Alerta pública

Mientras tanto, la joven alertó a los usuarios a través de distintas redes sociales sobre el hecho y en un Twitter para que "revisen antes de operar en el cajero de Oroño al 1000". En ese marco, Lucía recibió varios mensajes de otras víctimas de situaciones similares.

Desde la Fiscalía que investiga ese y otros hechos se solicitaron los registros fílmicos de las cámaras de seguridad de los cajeros. "Si les sucedió denúncienlo, probablemente con varias denuncias se haga una investigación a fondo y se logre más difusión, desmantelar a los estafadores y que todos volvamos a tener nuestro dineritoooo", escribió Lucía en su cuenta de Twitter.

En tanto, desde el Ministerio de Seguridad alentaron que quienes hayan sido perjudicados por este tipo de estafas se presenten en un CTD, independientemente de la denuncia privada que exige el banco y la empresa emisora de las tarjetas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario