Policiales

Denuncian la detención irregular de tres menores y una beba

Los chicos tienen 14, 12 y 8 años y fueron “arrestados” junto con su padre, que es abuelo de la nena de 2 años. Estuvieron catorce horas en la comisaría 25ª.

Lunes 15 de Junio de 2015

Policías del Comando Radioeléctrico y de la comisaría 25ª fueron denunciados penalmente por mantener presos a lo largo de catorce horas a tres chicos de 14, 12 y 8 años y a una beba de 2 a los que trasladaron a la seccional junto con su padre y abuelo, al que acusaban de un incendio a la casa de un familiar.
  El irregular procedimiento ocurrió el 30 de mayo pasado en la zona ribereña de Villa Gobernador Gálvez. Un día después un juez del nuevo sistema penal ya había instado a que se investigara, tras tomar conocimiento del caso en la audiencia imputativa en la que el progenitor de los niños quedó en libertad.
  La denuncia fue presentada por el defensor regional de Rosario, Gustavo Franceschetti, junto con la defensora pública María Eugenia Carbone. Se radicó ante el Ministerio Público de la Acusación para que se investigue al personal policial que intervino en la “detención ilegal” de Roberto M., sus tres hijos menores de edad y su nieta de dos años, respecto de quien tiene una guarda compartida con su ex esposa.

Acusado. Roberto M. fue detenido alrededor de las 5.30 del 30 de mayo en su casa de Maipú y La Ribera de Villa Gobernador Gálvez. Al lugar llegaron policías del Comando Radioeléctrico y de la comisaría 25ª a raíz de una denuncia efectuada por una hija que lo acusó de haberle prendido fuego su vivienda ubicada en el mismo barrio.
  Según se detalla en la denuncia contra los policías, éstos ingresaron sin orden judicial, forzaron el candado del portón de acceso al patio de la vivienda y entraron junto con la hija del hombre denunciado, su pareja y la hermana de este último.

Restricciones. El dueño de casa les aclaró a los policías que su hija es la madre de la beba de 2 años, que está a su cuidado por razones de protección de la integridad de la menor. Y expresó que sobre su hija pesa una restricción de acercamiento a su domicilio, al igual que su yerno y la hermana de éste. Sin embargo, “los efectivos hicieron caso omiso a la documentación, permitiendo que estas personas permanecieran en el lugar”.
  Acusado de “incendio doloso y amenazas coactivas”, fue trasladado junto con la beba y sus hijos de 9 y 12 años a la comisaría 25ª. También fue detenido otro hijo de M., un chico de 14 años, al que acusaron de participar en el incendio. “El personal revisó, sin orden judicial, el domicilio de Martínez en busca de armas de fuego”, pero no halló elementos de peligrosidad.

Caso omiso. Según se detalla en la denuncia, de inmediato se acercaron a la comisaría el hermano y la ex esposa de M. a pedir que les fueran entregados los niños. “Sin embargo, los efectivos de la seccional hicieron caso omiso a dichos requerimientos, a pesar de que se les mostró documentación que acreditaba la tenencia de la beba”, sostiene el escrito.
  Los chicos permanecieron encerrados en la comisaría hasta las 19. Recién a esa hora el personal autorizó a que fueran retirados por la ex esposa de M. y el hermano de mujer.
  “Durante el tiempo en que permanecieron en la comisaría estuvieron mal vestidos y mal comidos. El nene de 9 años sólo estaba vestido con pantalón corto, remera, gomones (zuecos de goma) y camperita. El de 12 años estaba con zapatillas, jeans y remera, sin campera. Por su parte, la beba de 2 años deambulaba por la comisaría en zapatillas, buzo y pañales. Estaba toda sucia dado que había orinado y defecado. No les permitieron ingresar pañales para cambiar a la bebé. Recién a las doce horas le alcanzaron un pañal y pudo cambiar a la niña”, detalla la denuncia.
  “Tampoco les suministraron alimentos a los niños ni permitieron que ingresaran a la comisaría comida y la mamadera de la bebé. Los nenes no comieron ni bebieron hasta que fueron entregados a sus tíos. A la nena le dieron un mate cocido con galletitas que fue lo único que comió hasta las 19”, se indica en el texto de la denuncia, al tiempo que agrega que los dos varones fueron interrogados —lo cual es ilegal— sobre si su padre había incendiado la casa de su hermana o si tenía armas en la casa. En este contexto, cabe remarcar que el nene de 14 estuvo en una celda común con otros presos mayores de edad.

A investigar. Al día siguiente de la detención ilegal de los niños se realizó en Tribunales una audiencia imputativa contra Sergio M., quien aportó su versión de los hechos al tiempo que denunció lo ocurrido. Ante ello el juez Gustavo Pérez de Urrechu ordenó la libertad del detenido y dispuso en el punto 4 de su resolución, “que el MPA investigue el accionar del personal actuante”.
  En esa línea, los defensores formalizaron ahora la denuncia, exigiendo que se abra un legajo judicial por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y privación ilegal de la libertad” para el que ofrecieron pruebas, declaraciones y la planilla de tortura donde el acusado describió lo sucedido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS