Policiales

Demuelen un búnker barrial allanado dos veces en 15 días

El gobierno santafesino demolió ayer a la tarde parte de un búnker de venta de drogas que funcionaba en la zona sudoeste de la ciudad. Se trata de una vieja casa que en los últimos 15 días había sido allanada...

Martes 06 de Noviembre de 2012

El gobierno santafesino demolió ayer a la tarde parte de un búnker de venta de drogas que funcionaba en la zona sudoeste de la ciudad. Se trata de una vieja casa que en los últimos 15 días había sido allanada dos veces, la última a raíz de un anónimo que indicaba que allí se encontraba Walter Serra, un hombre que está siendo buscado desde hace varios días ya que su familia no sabe nada de él. Con apoyo de personal de Control Urbano el quiosco ubicado en Gálvez al 6300 comenzó a ser demolido pero la tarea continuará hoy, ya que se requerirá una topadora.

El búnker de Gálvez al 6300 fue noticia dos veces en los últimos 15 días hasta que ayer fue demolido en parte. Es que cuando llegó el personal de Control Urbano a la vieja vivienda allí ubicada se encontró con una obra en construcción en los fondos. "Había dos pibes adentro haciendo tareas de albañilería, estaban levantando otro búnker tipo fortaleza", comentó el secretario de Seguridad Comunitaria de la provincia, Angel Ruani.

El funcionario añadió que la demolición no pudo completarse ya que la construcción a derribar presentaba dificultades que ponían en peligro al personal, por lo cual se decidió continuar la tarea hoy por la mañana con una topadora.

A diferencia de otras ocasiones en los que se realizaron operativos similares, cuando el personal llegó a este búnker —alrededor de las 18.40 de ayer— no había nadie vendiendo droga. "Sólo estaban esas dos personas trabajando en la construcción de un nuevo búnker, pero no fueron detenidos, no había nada para imputarles", dijo Ruani, y agregó que hasta la semana pasada "sí se estaba vendiendo".

Falsa alarma. En efecto, este quiosco de venta de drogas había sido allanado la semana pasada pero no por personal antinarcóticos sino por efectivos de Seguridad Personal que concurrieron el pasado miércoles a partir de un llamado anónimo que aseguraba que allí se encontraba Walter Serra, un hombre de 38 años que se encuentra desaparecido desde el miércoles 24 de octubre, cuando su familia tuvo el último contacto con él.

En esa ocasión, los uniformados que llegaron al lugar no hallaron a Serra pero se toparon con el búnker en funcionamiento. Entonces secuestraron 168 envoltorios de marihuana (un total de 890 gramos) y 21 de cocaína, listas para la venta, así como un celular y 285 pesos en efectivo. Asimismo, detuvieron a una chica de 21 años que se encontraba vendiendo.

Lo curioso es que el mismo sitio había sido allanado diez días antes. Fue el 18 de octubre, cuando personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPCA) llegó al lugar con una orden del Juzgado Federal Nº 3.

En esa ocasión se detuvo a dos personas y se secuestraron unos dos kilos de droga, entre cocaína y marihuana. Según indicaron en ese momento fuentes del gobierno santafesino, hacía tres meses que la DGPCA estaba investigando las actividades del quiosco.

Durante aquel allanamiento, la policía incautó unas 1.100 bochas de cocaína (1,130 kilo) y otras 200 de marihuana (unos 730 gramos) que estaban preparadas para ser comercializadas. Además se secuestraron teléfonos celulares, dinero en efectivo, documentación y otros elementos de interés para la causa.

Como consecuencia del operativo fue detenido Mario C., de 24 años, quien estaba en el interior de la construcción abocado a la venta de droga. También arrestaron a uno chico de 18 años que se encontraba custodiando lo que ocurría en las afueras del búnker.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario