Policiales

Deberá terminar la escuela para cumplir una condena

Un joven de 25 años que aceptó tres años de prisión por asociación ilícita deberá capacitarse y conseguir empleo.

Martes 15 de Octubre de 2019

Una joven de 25 años recibió una condena a tres años de prisión condicional como integrante de una asociación ilícita. Se trata de Antonella Belén Gauna, quien admitió el delito que le atribuyeron a través de un procedimiento abreviado acordado entre la fiscal de Investigación y Juicio Juliana González y el defensor Luis Tomasevich que fue homologado días atrás por el juez penal Juan Andrés Donnola.

El acuerdo contempla una serie de conductas que la joven deberá cumplir por el término de tres años a partir de que la sentencia quede firme. Entre esas reglas, además de fijar una residencia que no va a poder cambiar sin avisar al Poder Judicial, deberá procurarse un oficio o empleo que deberá acreditar en un mes.

En caso contrario deberá comenzar un "curso de capacitación en algún oficio que le permita luego obtener un medio lícito de vida", que deberá acreditar en forma mensual hasta obtener un certificado de capacitación. También está obligada a culminar sus estudios secundarios.

Organizados

Hace poco más de un año Gauna había sido imputada junto con otros tres jóvenes —Lautaro A., de 20 años; Gustavo G., de 30, y Leandro A., de 27— de conformar un grupo delictivo dedicado a cometer robos en la vía pública. Según la investigación de la fiscal González, los cuatro conformaban una asociación ilícita dedicada tanto a los arrebatos.

Según se indicó en la audiencia imputativa de septiembre del año pasado, la investigación sobre esta banda se había iniciado en mayo de 2018 cuando dos de los acusados le arrebataron un maletín a un hombre que había salido de un banco del microcentro. En ese hecho los ladrones extraviaron un celular cuya información desembocó en seguimientos y escuchas, y posteriormente allanamientos y detenciones.

La fiscal exhibió entonces entre las evidencias múltiples escuchas que daban cuenta de la organización, logística, roles y preparación de los robos. También presentó anotaciones incautadas en los allanamientos con datos de futuros atracos.

A la hora de imputar, le asignó la jefatura del grupo a Lautaro A. y a Gustavo G. mientras que ubicó como partícipes a Leandro A. y Antonella G.

A la banda le atribuyeron al menos seis hechos, entre ellos dos salideras: una en Paraguay al 600 donde le arrebataron 20 mil pesos a la víctima mientras ingresaba a una cochera y otra en Presidente Roca al 1400 donde robaron 32 mil pesos.

Además, sumaron robos callejeros a bordo de motos en los que arrebataron carteras, alhajas y celulares algunos de alta gama que luego revendían en el mercado negro. En tal sentido la fiscal enumeró objetos secuestrados en allanamientos que daban cuenta de distintos botines, como seis motos, dos bicicletas, ocho televisores led, dos Play Station y otros artículos electrónicos.

Los cuatro imputados quedaron con prisión preventiva, pero en el caso de Antonella en modalidad domiciliaria para poder cuidar de su hijo de 3 años.

Finalmente la mujer acordó una pena a prisión en suspenso en un procedimiento en el que admitió haber sido miembro de esa asociación ilícita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario