Policiales

Debe ir a la cárcel por un crimen cometido en 2012

La Cámara Penal de Rosario confirmó la condena a nueve años de prisión efectiva a un hombre acusado de matar de siete puñaladas a un joven en el barrio La Lata en enero de 2012.

Domingo 08 de Marzo de 2015

La Cámara Penal de Rosario confirmó la condena a nueve años de prisión efectiva a un hombre acusado de matar de siete puñaladas a un joven en el barrio La Lata en enero de 2012. Con la confirmación de la pena, el acusado deberá ir a la cárcel, ya que durante los últimos dos años y mientras se cumplieron los pasos procesales para revisar la resolución, fue favorecido por el regimen de prisión domiciliaria.

   A Sebastián David Castro, de 28 años, lo mataron de varias puñaladas la madrugada del 20 de enero de 2012 en pasaje Cuzco (Paraguay al 3200), en el corazón del barrio La Lata. Por el hecho quedaron detenidos y acusados del crimen Gerardo Fabián Ponce, de 42 años y domiciliado en el mismo pasaje, y Florencio Orlando “Chiche” A., de 32, y también vecino del lugar. En tanto, sus familiares pasaron unos días tras las rejas sospechados de encubrir el crimen.

Versiones encontradas. Pero fue Ponce quien finalmente quedó imputado y procesado como el autor material del asesinato tras una investigación del juez de Instrucción Gustavo Pérez de Urrecchu. Testigos en favor de Ponce indicaron que éste atacó a la víctima porque, drogado y fuera de sí, intentaba robarle a una mujer del barrio para comprar estupefacientes.

   Pero esa versión era contrapuesta a la de una amiga del asesinado, que vivía en el barrio y a la que fue a visitar ese día. Esa mujer dijo que sin razón aparente Castro fue acuchillado cuando salió a comprar cervezas a un kiosco de la cuadra.

   Lo cierto es que con las pruebas de cargo en su contra, Ponce fue hallado culpable del delito de homicidio agravado y condenado a 9 años de prisión, una resolución dictada en noviembre del año pasado y que surgió del juicio que tramitó el juez de Sentencia Julio Cesar García.

   Después de una presentación de la defensa y mientras se revisaba la pena, el acusado logró el beneficio de cumplimiento de la condena bajo la modalidad de arresto domiciliario.

   El fallo fue apelado y la sentencia quedó bajo revisión de un tribunal pluripersonal de la Cámara Penal, integrado por los jueces Otto Crippa García (primer voto), Carina Lurati y Georgina Depetris.

   Mientras que la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren se inclinó por la confirmación de la condena y que se haga efectiva en prisión —postura a la que adhirió la querella—, la defensora de Cámara, Marcela De Luca, no cuestionó la calificación legal, pero sí el monto de la pena, que consideró “excesivo.

   Además, y en virtud de la buena conducta de su pupilo y las obligaciones de mantención familiar, solicitó la continuidad del arresto domiciliario.

   Pero ante la gravedad del caso, los jueces decidieron mantener la resolución del juez de primera instancia. “No hay objeción, sino concreta aceptación de la responsabilidad del encartado en la muerte del señor Castro”, remarcó Crippa García.

   Y se apoyó en “los hechos y el derecho”, en las declaraciones de la amiga de la víctima, informes de la autopsia, del laboratorio biológico, de la reconstrucción del episodio y el levantamiento de rastros, entre otras pruebas.

   El magistrado valoró: “No cabe duda que la modalidad del suceso, los medios utilizados y la forma, no pueden quedar de lado”. Y son demostrativos de una personalidad “homicida” por la agresión armada, la persistencia en pos del resultado”, que se advierte en la multiplicidad de heridas.

   Recuerde además que el informe forense describe importantes mecanismos de defensa de Ponce, que coinciden con su desesperado ruego, a quien se lo escucho decir: «no me maten, no me maten», pero que no detuvo “el obrar homicida”.

   Con el voto concordante de Lurati y la abstención de Depetris, el Tribunal finalmente decidió confirmar la condena a nueve años de prisión contra Ponce, y ordenar su inmediato traslado a prisión tras dejar sin efecto la modalidad domiciliaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS