Policiales

Cuatro imputados por un violento asalto con posterior fuga a los tiros

Los detuvieron el jueves luego de asaltar una panadería en Mitre al 4000 de la que huyeron con unos 12 mil pesos y teléfonos celulares.

Martes 18 de Agosto de 2020

Cuatro hombres detenidos el jueves por el robo a una panadería de Mitre al 4000 donde redujeron a seis personas con tres armas y luego enfrentarse a tiros con la policía en una persecución por zona sur, fueron imputados por el asalto y quedaron en prisión preventiva por el plazo legal de dos años. Los acusados fueron apresados con 15 mil pesos, seis celulares y tres armas de fuego luego del alerta de la dueña del negocio, que logró escapar de los ladrones y avisar al 911.

Los cuatro fueron detenidos tras huir en un auto que fue perseguido por la policía, fuga que dos de ellos intentaron seguir a pie. La fiscal Guillermina Aiello los imputó de robo calificado por uso de arma, a tres de ellos como coautores y al acusado de conducir a el auto como partícipe primario. Además imputó a los cuatro como coautores de resistencia calificada a la autoridad. Uno de ellos sumó a esa lista la portación ilegal de un arma.

La jueza Luciana Prunotto dirigió la audiencia por videoconferencia. Admitió las imputaciones y les dictó a los cuatro la prisión preventiva por el plazo de ley de hasta dos años.

El atraco

El asalto ocurrió el jueves a las 10 de la mañana en un local de Mitre al 4000. La banda llegó en un auto Fiat Palio que según la imputación conducía Guillermo Emanuel C., de 32 años. Los demás entraron a la panadería San Cayetano y exhibieron armas de fuego. Primero redujeron a una empleada de limpieza y le sustrajeron 8 mil pesos y un celular. Luego inmovilizaron a la dueña, a quien le robaron un celular y unos 4 mil pesos.

En el paso siguiente llevaron a la dueña y a la empleada al baño y obligaron a tirarse al piso a tres trabajadores que estaban en la cuadra del local, a quienes también les quitaron sus celulares. Pero el atraco no terminó ahí: con los empleados reducidos le exigieron a la dueña que los llevara a la planta alta donde le apuntaron al dueño del local. En ese momento la mujer aprovechó una distracción para escapar, pidió ayuda y así ingresó un llamado al 911 dando cuenta del asalto.

Los asaltantes se retiraron con el botín por la puerta principal. Corrieron hasta donde los esperaba el auto y escaparon por Mitre hacia Doctor Riva. Policías que habían recibido el alerta radial interceptaron el Fiat Palio en las inmediaciones del negocio pero el escape continuó. La persecución siguió por Sarmiento y al llegar a Garibaldi los ladrones efectuaron varios disparos hacia los policías, que respondieron a tiros. Dos móviles resultaron dañados.

Cercados

La persecución, captada por cámaras de vigilancia y por suerte sin heridos, siguió hacia el sur hasta que en San Martín y avenida del Rosario un patrullero cercó a los maleantes. Dos fueron detenidos en el lugar. Al volante del auto fue apresado C. y a los pocos metros atraparon a Lionel Alan G., de 23 años, a quien le incautaron una pistola Browning calibre 9 milímetros con la numeración limada.

Los otros dos ladrones lograron correr hasta Hilarión de la Quintana al 1000. A Matías Joel A., de 28 años, le secuestraron 5.090 pesos y tres celulares. Alejandro Andrés C., de 35 años, llevaba un arma con la cual efectuó un disparo a los efectivos, por lo que además fue imputado por la portación ilegal de un arma de guerra. Luego arrojó el arma a los techos y cayó sobre una casa de Hilarión de la Quintana al 1100. Le secuestraron 13.530 pesos del pantalón y tres celulares con precintos plásticos que llevaba en una mochila.

C. era uno de los nueve presos que en mayo del año pasado se fugaron de un furgón penitenciario en la autopista Rosario-Santa Fe. Fue detenido días después en la zona sur rosarina. Por entonces cumplía condena por robo calificado.

Dentro del vehículo se encontró otra arma, una Bersa Mini Thunder calibre 9 milímetros. Además, según planteó la fiscal en la imputación, en el recorrido fueron secuestradas trece vainas servidas calibre 9 milímetros, dos balas deformadas, tres vainas calibre 45 y otras dos calibre 11.25. El hallazgo revela que las tres armas incautadas al grupo fueron disparadas en el fallido escape.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario