Policiales

Critican la pesquisa por la muerte de un detenido

La muerte del vendedor ambulante Roberto Hugo Martelón, quien  agonizó varios días tras sufrir traumatismos en el cráneo y los pulmones tras ser detenido en la seccional 15ª el 11 de diciembre pasado, será objeto de debate en una audiencia en la que el fiscal de la causa se opondrá a la constitución de querellante de los familiares de la víctima.

Viernes 08 de Abril de 2016

La muerte del vendedor ambulante Roberto Hugo Martelón, quien  agonizó varios días tras sufrir traumatismos en el cráneo y los pulmones tras ser detenido en la seccional 15ª el 11 de diciembre pasado, será objeto de debate en una audiencia en la que el fiscal de la causa se opondrá a la constitución de querellante de los familiares de la víctima. En ese marco, el defensor público Gabriel Ganón, acompañado de Osvaldo Martelón (hermano de la víctima) y su esposa, Patricia Hidalgo, advirtió que se está ante un posible caso de violencia institucional sin avances en la investigación.
  “Esto no sería necesario si la actuación de la Fiscalía fuera diligente. Ellos (la familia Martelón), no tendrían nada que recurrir ni constituirse como querellantes en búsqueda de la verdad si la Fiscalía actuara como corresponde. Pero no lo hace”, disparó Ganón.
  Y circunscribió la conducta del  Ministerio Público como “una continuidad. Es sistemático en todos los casos de violencia institucional. No es Ademar Bianchini (fiscal de la causa). Adoptan estas políticas que obligan a la Defensa Pública a constituirse como querellante”.
  “La Fiscalía Regional y la administración de Justicia en general, lo que hacen es garantizar la impunidad de los policías que participan de los hechos”, dijo Ganón.
  El defensor habló de cuestiones paradójicas. “La policía argumenta que las personas que golpearon a Martelón son dos detenidos que compartieron celda con él. Pero eso es un argumento falso, de lo contrario tendrían que haber quedado imputados de homicidio y no lo están”.
  A su vez, los familiares de Martelón recordaron que el hombre “no estaba golpeado cuando ingresó a la comisaría, apenas tenía un rasguño. Entro lúcido y lo sacaron inconsciente al otro día”, explicó Patricia.
  Al recordar el derrotero de Roberto, su cuñada expuso que los testigos que lo vieron cuando lo llevaron detenido dijeron que no estaba golpeado. Por eso Ganón posó sus sospechas en el personal policial. “Tenía varias costillas fracturadas y un traumatismo en la cabeza. ¿Y nadie escuchó nada? Si no escucharon es porque no cumplían con su trabajo”. “Creemos que una vez en el calabozo fue golpeado por policías y después se quiso simular que los responsables eran los dos perejiles detenidos”, achacó.

Resolución. En una audiencia que se celebrará hoy, Patricia Hidalgo planteará sus reparos al rechazo que ya esgrimió el fiscal Bianchini a su constitución como querellante.
  Roberto Martelón, de 56 años, fue detenido el 11 de diciembre a las 20 luego de que una vecina lo denunciara por exhibiciones obscenas (orinaba detrás de un árbol) en Juan Canals y San Martín.
  Agentes de la Policía de Acción Táctica lo detuvieron en la estación de servicios de San Martín y Uriburu y lo trasladaron a la seccional 15ª. Ingresó lúcido aunque ebrio. Una fiscal ordenó que se lo liberara, previa constatación del medico policial, pero amaneció en la comisaría  golpeado y con fuertes traumatismos en la cabeza y las costillas.
  Luego ingresaron dos detenidos que compartieron calabozo y lo notaron descompensado y con convulsiones. Lo trasladaron al Heca,  donde le diagnosticaron politraumatismos severos y agonizó hasta el 25 de diciembre, cuando falleció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario