Policiales

"Creo que a ésto lo arreglamos en poco tiempo y vuelvo a casa"

Domingo 12 de Julio de 2020

El 21 de junio de 2013 "Guille" Cantero se entregó en Jefatura. Por orden del juez Juan Carlos Vienna, quien por entonces investigaba el aún impune crimen de Martín "Fantasma" Paz, pesaba sobre él un pedido de captura. Y cuando los agentes de la División Judiciales de la policía cercaron el barrio Las Flores buscándolo, un par de meses antes, no lo habían encontrado.

"Eran cerca de las 17.30 y el tipo llegó a la guardia de Jefatura. Dijo que se llamaba Diego Oviedo y que quería hablar con agentes de Judiciales porque lo buscaban. Cuando llegó a la oficina los investigadores lo reconocieron. «Vos no sos Oviedo, sos Guille Cantero», le dijo un policía. Y él respondió con una sonrisa: «Bien, te ganaste la lotería»", recordó un oficial.

Pero antes de ir a Jefatura "Guille" habló con los abogados a cargo de su defensa. La anécdota cuenta que entonces Cantero les fue claro: "Me voy a entregar...total, creo que a ésto lo arreglamos en poco tiempo y vuelvo a casa. Prefiero estar un tiempo encerrado a que me mate la policía de Judiciales en la calle". El jefe de Los Monos se equivocó. El poco tiempo se tranformó en una pena a morir en prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario