POLICIALES

Confirmaron la prisión domiciliaria del ex fiscal regional Patricio Serjal

Un camarista consideró que estuvo bien otorgada esa modalidad de detención para Serjal, acusado por corrupción

Viernes 09 de Abril de 2021

El ex fiscal regional Patricio Serjal seguirá en prisión domiciliaria como organizador de una asociación ilícita que protegía el juego ilegal en la provincia. La modalidad de detención había sido otorgada en febrero por razones médicas y fue confirmada por el camarista penal Guillermo Llaudet tras una audiencia que el acusado presenció por zoom desde su casa. Los fiscales de Delitos Complejos habían apelado la modalidad de detención al plantear que las cuestiones psiquiátricas alegadas por Serjal pueden ser tratadas en el lugar de detención. El camarista consideró que el beneficio estuvo bien otorgado porque las razones de salud, en este caso, justifican la detención domiciliaria y con tobillera electrónica.

La prisión domiciliaria de Serjal había sido dictada en febrero pasado por el juez Juan Carlos Leiva. En enero el defensor Hugo Lima había planteado el deterioro de salud y psicológico del ex conductor regional de los fiscales. En ese momento planteó que Serjal había adelgazado 18 kilos tras su detención del 11 de agosto pasado en la alcaidía regional, conocida como Order. Luego una junta médica concluyó que presentaba una angustia profunda y una marcada pérdida de peso.

>>Leer más: Concedieron prisión domiciliaria al ex fiscal Patricio Serjal por su estado de salud

Los fiscales de Delitos Complejos Matías Edery y Luis Schiappa Pietra apelaron la decisión por razones técnicas. Plantearon que la situación alegada por Serjal no estaría dentro de las previstas por el artículo que regula las prisiones domiciliarias. Edery, presente en la audiencia que comenzó ayer a la mañana, sostuvo que no se cumplen en este caso los requisitos legales para otorgarle la morigeración a Serjal. Indicó que las dolencias de índole psicológica y psiquiátrica pueden ser tratadas dentro del lugar de alojamiento y por esto reclamó que se revoque la resolución.

La defensora Araceli Calamante explicó que los médicos del Servicio Penitenciario y del Cuerpo Médico Forense analizaron la situación de Serjal y determinaron que podía mejorar en su domicilio, lo que le permitió recuperar peso, aminorar los ataques de pánico y recuperar el vínculo con su grupo familiar, dado que las visitas se vieron interrumpidas por la pandemia. En definitiva, planteó que las mejorías en el estado de salud de Serjal demuestran que no estaba recibiendo un adecuado tratamiento en el lugar de detención.

A la hora de resolver, Llaudet argumentó que, en función de los informes médicos, las resolución de Leiva realizó un adecuado abordaje de las necesidades cautelares. Es decir, que si el cuadro de agravamiento de la salud fue generado dentro de la cárcel no puede resolverse en ese mismo lugar. Y por lo tanto su situación encaja dentro de los criterios del artículo que regula las detenciones domiciliarias.

>>Leer más: Imputaron a una fiscal de San Lorenzo en una causa derivada de la investigación por juego clandestino

La situación fue discutida un día después de que, en una derivación de la misma causa, la fiscal adjunta de San Lorenzo Melisa Serena fuera imputada de no haber investigado delitos relacionados con el juego clandestino y los puertos secos de esa localidad. La acusación es un desprendimiento de la investigación por la cual resultaron destituidos tanto Serjal como el fiscal el adjunto Gustavo Ponce Asahad. El conductor regional de los fiscales fue acusado como organizador de una asociación ilícita que protegía el juego ilegal en la provincia, no sólo con paraguas judicial sino también con protección de estamentos políticos de la provincia.

La organización, con el empresario de juego Leonardo Peiti entre sus referentes, tenía por objeto “usufructuar el dinero ilícito proveniente de la recaudación generada por una red de casas de juegos de azar ilegal y apuestas electrónicos sin contar con la autorización de la autoridad competente”, para lo cual “ofrecieron y aceptaron dádivas a funcionarios públicos que omitieron perseguir penalmente los delitos estando obligados a hacerlo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario