Policiales

Confirmaron 13 años de prisión para el autor de un homicidio

La Cámara Penal ratificó la pena dictada a Fabián Joel Basse por la muerte a balazos de Martín Ulises Leguizamón, en enero de 2013

Sábado 17 de Octubre de 2015

Casi dos años atrás un joven desató un vendaval de balazos en la zona oeste de la ciudad desde la moto que conducía y contra otros tres muchachos que iban en otra moto. Uno de esos proyectiles perforó la cabeza de Martín Ulises Leguizamón, de 18 años, que se derrumbó sin vida al pavimento; y otro de los tiros hirió a uno de los acompañantes del pibe fallecido. Ahora, tres camaristas penales ratificaron la pena de 13 años de cárcel que el juez de Sentencia José Luis Mascali le había impuesto a quien gatilló el balazo mortal: Fabián Joel Basse, de 21 años.

El jueves pasado los camaristas Georgina Depetris, Daniel Acosta y Alfredo Ivaldi Artacho confirmaron la sentencia de primera instancia aceptando que cerca de las 22 del 5 de enero de 2013, Basse circulaba en una moto Motomel negra por Presidente Perón y Barra cuando se le puso a la par a otra moto guiada por Martín Leguizamón. En este rodado también iban Facundo C. y Juan Miguel R. (Basse) "empezó a tirarnos a los tres. A Martín le pegó en la cabeza, a Facundo lo rozó y a mí me dio en el brazo. Llegamos hasta avenida Godoy y nos caímos frente a un boliche", declaró Juan R. al testimoniar en Tribunales.

Testimonios. Para condenar a Basse, el juez Mascali ponderó el relato de los dos acompañantes de la víctima. Facundo C. describió los rasgos físicos del autor de los disparos, los que coinciden con las del imputado; y Juan R. vio a Basse en una foto de una red social y luego lo apuntó en una rueda de personas en Tribunales. Con relación a la motivación del homicidio, la novia del muchacho asesinado dijo que tenía conflictos con Basse por "diferencias barriales. Antes del crimen un amigo de él intentó dispararnos cuando íbamos en una moto", comentó.

A su turno, la madre de Leguizamón contó a la Justicia que Basse y su hijo "fueron juntos a la escuela durante dos años, pero después tuvieron diferencias por peleas entre barrios. Todo comenzó cuando Martín decidió unirse al grupo de Facundo y no al de Fabián".

El fallo condenatorio del juez Mascali fue apelado por Leopoldo Monteil, defensor de Basse, quien sostuvo que la única evidencia era la declaración de Juan R., quien manifestó que vio "con Facundo fotos del Facebook y en una de ellas aparecía «El gordo» Joel que es el que disparó". Y, en ese sentido, el letrado explicó que "ese testimonio parece ser producto de su familiaridad con fotografías subidas a la página web del boliche donde habían estado. No planteo la nulidad del reconocimiento sino que su valor probatorio debe ser acotado porque el testigo pudo contemplar al imputado en el material fotográfico y no basta por sí solo para declarar la responsabilidad de su cliente".

A su turno, el fiscal de Cámaras Guillermo Camporini sostuvo que los jóvenes que acompañaban en la moto a la víctima coincidieron en la descripción de cómo se desencadenó el hecho. "Facundo C. describió al que tiró y Juan R. dijo que al que disparó lo juna del boliche Dorian. También coincidieron en la marca de la moto, que es la misma que finalmente fue secuestrada", dijo el responsable de la acusación.

Precisos.PUNCTUATION_SPACEPara fundamentar la resolución, los camaristas sostuvieron que quienes iban con Leguizamón brindaron una "descripción precisa de su agresor y lo pudieron observar desde una posición privilegiada a raíz de que fueron los destinatarios de los disparos y los dos relatos fueron coincidentes". También tuvieron en cuenta las descripciones físicas del agresor que "coinciden claramente con las características físicas del acusado por sus ojos «achinados» y su cabello".

En un tramo del fallo, los camaristas sostuvieron: "La calidad y contundencia del relato de los dos testigos. Uno de ellos no lo acusa porque no lo conoce. Sólo lo describe. Y el otro sólo lo conocía de vista. Además se ensambla con el testimonio de la madre y la novia del joven fallecido", dijeron.

Los jueces también tuvieron en cuenta que en la vivienda del acusado se secuestró una moto que "condice totalmente con las características de la mencionada por los testigos como la utilizada por quien efectuó los disparos".

Allanan la casa de un policía vinculado a banda narco

El fiscal federal Mario Gambacorta, quien ordenó la detención del ex jefe de la seccional 19ª por su presunta complicidad con una banda narco desbaratada el pasado fin de semana, dijo que en la causa existen "elementos suficientes como para entender que el policía está vinculado a esa organización de tráfico de estupefacientes". En tanto, ayer el mismo funcionario ordenó el allanamiento a la vivienda del comisario apresado, en la localidad de Pueblo Esther, aunque no trascendió si del lugar se secuestraron elementos que sustenten la acusación.

Gambacorta afirmó que le imputó al comisario inspector Carlos Schmidt, quien hasta el miércoles estuvo al frente de la seccional de bulevar Seguí al 5500, "la tenencia en forma conjunta y organizada de la cantidad de estupefacientes que se secuestró en jurisdicción de Rosario con las personas que están imputadas en la causa", es decir con 49 kilos de cocaína de los más de 100 que se secuestraron a la misma banda en dos operativos, ya que otros 53 se hallaron en la provincia de Salta.

Una escucha.PUNCTUATION_SPACESegún voceros del caso, y tal cual dio a conocer La Capital en su edición de ayer, existe en el expediente una escucha telefónica entre el comisaro Schmidt y el sindicado jefe de la organización narco, Walter Daniel Jure, realizada a través del teléfono de un lugarteniente de éste que fue a establecer un contacto con el jefe policial en la propia seccional.

Schmidt fue detenido el miércoles a la noche en la comisaría de barrio Moderno y fue indagado el jueves como integrante de la organización dedicada al narcotráfico.

Al jefe policial se lo vincula con una banda desarticulada el último fin de semana en tres procedimientos realizados en las provincias de Salta y Santa Fe, en los que se secuestraron más de cien kilos de cocaína y se detuvo a 13 personas. El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien brindó detalles del operativo el martes, explicó que la organización estaría liderada por Jure, un rosarino que cumplió una condena de 8 años por narcotráfico y estuvo procesado en otra causa por el mismo delito.

De los 100 kilos de cocaína que transportaba la banda, 53 fueron secuestrados en una camioneta en Salta y otros 49 en la ruta nacional 34, a la altura de la localidad de San Genaro, a 85 kilómetros al noroeste de Rosario. La Justicia federal rosarina imputó a los detenidos por el cargamento secuestrado en esta jurisdicción, mientras que por la droga decomisada en Salta se formó una causa en esa provincia.

En declaraciones radiales, Gambacorta dijo que "para llegar a una condena falta mucho. Eso es lo que hay que aclararle a la sociedad: que esta persona no está condenada, sino investigada y sospechada de haber participado en una organización, y nosotros somos los encargados de probar eso".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS