Policiales

Confirman la condena para un joven como coautor de un homicidio hace tres años

La Cámara Penal ratificó la sentencia a 17 años para Hugo Spinetti por el crimen de Andrés Farías, asesinado a tiros luego de una fiesta.

Jueves 24 de Enero de 2019

En agosto de 2018 la Justicia condenó a Hugo Spinetti a 17 años de prisión por asesinar a Andrés Farías, acribillado a tiros el 26 de diciembre de 2015, cerca de Rouillón y Seguí. Ese día la víctima había ido a una fiesta a la casa del condenado y, después de un entredicho, se retiró. Pero un rato más tarde Spinetti salió a buscarlo en el auto junto a un cómplice que iba en el asiento del acompañante, estaba armado y fue quien gatilló contra la víctima. La defensa del condenado apeló la sentencia al entender que se basaba solamente en el reconocimiento de culpa del tirador, que acordó una pena a 15 años en un juicio abreviado, pero la Cámara penal confirmó el fallo de primera instancia: "La prueba se abastece de modo autosuficiente", destacaron los jueces.

El 29 de agosto pasado los jueces Román Lanzón, Hebe Marcogliese y Rodolfo Zvala condenaron a Spinetti a 17 años de cárcel. El juicio en contra del joven de 26 años había empezado una semana antes de una manera poco usual: se anunciaba que Pablo Nicolás Caminos, su coimputado, había cerrado un acuerdo abreviado con la Fiscalía. Ese acuerdo implicaba una condena a 15 años de cárcel luego de reconocer la culpabilidad en el crimen que iba a ser ventilado en el debate. Así, el juicio oral siguió sólo con Spinetti en el banquillo.

Spinetti y Caminos estaban acusados del mismo delito en el que la Fiscalía les asignaba distintos roles: el homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego que tuvo como víctima a Andrés Farías. Según la teoría del caso que expuso durante el debate el fiscal Miguel Moreno, la madrugada del 26 de diciembre de 2015, Andrés y su hermano Carlos habían ido a una fiesta en la casa de Spinetti, donde se desató una discusión cuando el dueño de casa supuestamente reprochó un ataque a tiros contra su mujer, se arrimó a Andrés y le dijo: "¿Querés que te peguemos ahora?".

Para evitar problemas Andrés y Carlos se fueron del lugar. Pero minutos después les salió al cruce un Peugeot 206 que, según la pesquisa, era conducido por Spinetti. En el asiento del acompañante iba Caminos, quien disparó al menos once veces contra Andrés, que recibió cinco balas en distintas partes del cuerpo.

Luego de sufrir el ataque, Carlos arrastró a su hermano agonizante hasta un pasillo de Juan XXIII (Biedma) entre Rouillón y Martino (Solís) donde finalmente Andrés murió.

Apelación

La defensa de Spinetti, representada por Diego Rosúa, apeló la sentencia impuesta a su asistido al entender que los jueces de primera instancia sólo se habían basado en el juicio abreviado que firmó Caminos para condenar a Spinetti. Entonces la revisión del fallo llegó a manos de los camaristas Javier Beltramone, Gustavo Salvador y Carina Lurati, quienes confirmaron la sentencia de primera instancia.

"La prueba se abastece de modo autosuficiente, independientemente del abreviado", expresó Beltramone en su argumentación.

Los tres camaristas coincidieron en que los jueces de primera instancia no habían utilizado ningún argumento del acuerdo firmado por Caminos para realizar la reconstrucción de los hechos, a excepción de su confesión que, a entender de los magistrados, "se condice con el resto del plexo probatorio".

Dentro de ese conjunto de pruebas se encuentra el testimonio del hermano de Farías, que fue testigo presencial del hecho y reconoció a Spinetti como el conductor y dueño del Peugeot 206 desde donde salieron los disparos. A Caminos no lo identificó por su nombre ya que, luego se supo, no había estado en la fiesta previa y no se conocían de antes. Sin embargo sí lo hizo en rueda de personas después de que fuera detenido y lo ubicó como el tirador.

La pericia balística coincidía con ambos relatos: todas las vainas secuestradas en el lugar del hecho habían sido percutidas por el mismo arma.

"Culpabilidad mayor"

"Caminos no tenía ningún problema con la víctima, no lo conocía o no se ha probado que lo conociere. Spinetti recluta a Caminos, quien es el ejecutor, siendo que Spinetti siempre tuvo el dominio del hecho, por eso hubo coautoría", señala el texto de la resolución de la Cámara.

Esta aclaración de los camaristas responde a otro de los cuestionamientos que había formulado la defensa de Spinetti: que a pesar de que fue Caminos quien gatilló el arma homicida, finalmente recibió una pena menor que Spinetti, que conducía el auto.

"La culpabilidad de Spinetti era mayor porque era el ideólogo del plan criminal. Sin Spinetti, no había crimen", argumentó al respecto Beltramone.

Y fue justamente en este punto en el único que los jueces no fueron unánimes. Si bien los tres confirmaron la responsabilidad atribuida a Spinetti, la camarista Lurati votó parcialmente en disidencia: es que para ella, los dos coautores debían recibir la misma condena. Sin embargo, este voto resultó minoritario por lo que el fallo que había sido emitido en primera instancia quedó confirmado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});