Policiales

Confirman condena a un joven por un crimen y otra balacera

Se trata de Franco Pecci, de 24 años y apodado “Tiro Loco”, cuya condena a 16 años de prisión fue ratificada por la Cámara Penal.

Lunes 11 de Abril de 2016

Cuatro años atrás Franco Ezequiel Pecci, un muchacho de 24 años apodado “Tiro Loco”, protagonizó dos cruentos episodios: el asesinato de un adolescente de 17 años en el barrio San Francisquito y la balacera en la que resultaron heridos dos jóvenes al salir de un boliche cerca de la terminal de ómnibus. Por ambos hechos, en septiembre pasado recibió una condena a 16 años de prisión que días atrás ratificaron tres camaristas penales.

Hechos. El 3 de septiembre de 2012 Marcelo “Lito” Armoa salió de su casa de Lavalle al 2900 y fue emboscado por un Fiat Uno rojo guiado, según la reconstrucción judicial, por Pecci. No hubo palabras. El conductor del auto bajó un poco la ventanilla y efectuó varios disparos. Uno de los proyectiles atravesó el pecho y perforó el hemitórax izquierdo de Armoa, que tenía 17 años y murió momentos después en el Hospital Clemente Alvarez.
  Armoa y Tiro Loco tenían broncas por integrar grupos barriales enfrentados. También se indicó que los muchachos habían tenido cruces en un boliche de Avellaneda al 1100.
  Sobre la motivación del crimen, un testigo señaló que Armoa comenzó a tener problemas en un baile con Pecci. “Este pibe empezó a ir todos los días en un auto Fiat Spazio rojo cuando estábamos en Rueda y Alsina. Pecci se bajaba del auto encapuchado y comenzaba a tirar para el lado de Rueda”, explicó ante el juzgado de Sentencia a cargo del caso.
  El otro hecho que le atribuyeron a Pecci ocurrió la madrugada del 23 de marzo de 2012. Lo acusaron de haber atacado a tiros a dos jóvenes a la salida del boliche Bonita ubicado en el Patio de la Madera. Ese día Matías C., de 18 años, fue baleado en Cafferata y Santa Fe por dos personas que viajaban en una moto de baja cilindrada. El rodado era conducido por una mujer y el acompañante, que fue quien disparó.
  Matías fue alcanzado por dos balas que le provocaron fracturas en codo y mano derecha. Media hora más tarde de que ingresara al Heca, otro joven de 20 años, Miguel L., recibió un disparo por la espalda en Castellanos y Presidente Perón. El muchacho contó que había salido de bailar de Bonita y se había retirado en su moto.

Fallos. El 2 de septiembre de 2015, la jueza de Sentencia Marisol Usandizaga condenó a Pecci a 16 años de cárcel por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en calidad de coautor, y homicidio agravado por el uso de arma de fuego en carácter de autor.
  Al apelar el fallo la defensa de Pecci sostuvo que no existía “razonable certeza” para afirmar el protagonismo delictivo de su defendido. “El fallo tuvo una orfandad probatoria”, afirmaron.
  Sobre las evidencias para condenar a Tiro Loco, Usandizaga sostuvo que “si bien resulta claro que el indicio no es prueba, lo cierto es que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha considerado que la eficacia de la prueba de indicios depende de la valoración conjunta que se haga de ellos teniendo en cuenta su diversidad, correlación y concordancia pero no su tratamiento particular, pues por su naturaleza, cada uno de ellos no puede fundar aisladamente ningún juicio convictivo, sino que éste deriva frecuentemente de su pluralidad”.
  Los abogados requirieron que se revoque el fallo y en forma subsidiaria se le aplique la menor pena. A su vez, la fiscal de Cámaras Cristina Rubiolo afirmó que no había dudas sobre la autoría y sostuvo que las pruebas tenían entidad suficiente para condenar. “Hubo testigos presenciales que reconocieron al imputado como Franco Pecci”, afirmó la responsable de la acusación.

Indicio. El fallo fue convalidado por los camaristas Carlos Carbone, Alfredo Ivaldi Artacho y Georgina Depetris. Para fundamentar la resolución, los jueces sostuvieron que “una condena válidamente puede construirse mediante la prueba indiciaria. El indicio unívoco podrá producir certeza, mientras que el anfibológico (es el empleo de frases o palabras con más de una interpretación) tomará meramente verosímil o probable el hecho indicado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario