Policiales

Condenas por asaltar casas con llaves robadas de autos

Integraban una banda que violentaba vehículos estacionados en la calle para luego ir a saquear los domicilios de sus dueños. Acordaron abreviados.

Lunes 25 de Marzo de 2019

Tres hombres fueron condenados a penas de entre seis y cuatro años como integrantes de una organización dedicada a robar objetos de vehículos que en varios casos se convertían luego en escruches y entraderas a viviendas ya que muchas veces sustraían de los rodados llaves de los domicilios de las víctimas, adonde luego se dirigían para continuar con sus tareas delictivas. Se trata de Gastón Nicolás "Diente" Cancellieri, de 36 años; Iván Carlos "Pescadito" Morales, de 35, y Rodrigo "Rorro" Ragussa, quienes acordaron las penas mediante un juicio abreviado acordado entre la fiscalía y las respectivas defensas. El procedimiento fue homologado por el juez de primera instancia Hernán Postma.

La fiscal de Investigación y Juicio Gisela Paolicelli les había imputado a los tres "haber formado parte de una asociación con permanencia en el tiempo destinada a cometer delitos contra la propiedad, dentro de la modalidad robo a vehículos escruches y entraderas". En ese marco, también les imputó hechos puntuales a cada uno.

Hechos

A Ragusa y Morales les atribuyó un robo ocurrido el 3 de julio de 2016, alrededor de las 18, en la zona de centro comercial Alto Rosario Shopping. Allí vulneraron la alarma de una camioneta Toyota Hilux, abrieron el vehículo y sustrajeron una notebook, celular, diversos elemento y prendas. También les imputó otro hecho ocurrido tres días después en Juan Manuel de Rosas entre Zeballos y 9 de Julio de Rosario donde volvieron a violentar una camioneta similar a la otra que estaba estacionada allí. En ambos hechos sustrajeron las llaves de domicilios de las víctimas.

Asimismo, a Cancellieri y Morales les imputó un hecho similar ocurrido el 7 de mayo de 2016, minutos antes de las 16, en la cuadra de Santiago entre Mendoza y 3 de Febrero. Allí rompieron un vidrio de un Peugeot 308 del que robaron la llave del domicilio de Catamarca al 3100 y otros elementos. Al día siguiente fueron a la vivienda del dueño, ingresaron y sustrajeron un televisor de 40 pulgadas, una notebook, dinero en efectivo, alhajas, y electrodomésticos.

A ese mismo dúo les imputó lo ocurrido el 21 de junio de 2016, cerca de las 16, en Zeballos al 600. Primero rompieron el vidrio de un Peugeot 208, robaron documentación y llaves del domicilio de la víctima en Rodríguez 3200. Luego fueron hasta esa vivienda y al ingresar redujeron bajo amenazas al dueño, para robar 30 mil pesos en efectivo, alhajas, elementos electrónicos e indumentaria.

A partir de la investigación del robo en la casa de Catamarca al 3100 los acusados comenzaron a ser seguidos mediante escuchas telefónicas en tiempo real cuyo contenido fue parte de las evidencias en su contra. En agosto de 2016 se realizó una serie de allanamientos que desembocó en sus detenciones.

Penas

Los tres acusados contaban con condenas previas de ejecución condicional que se les unificaron con las que aceptaron como miembros de esta banda y por los robos cuya participación admitieron.

Cancellieri poseía una condena anterior a de 3 años y 8 meses de prisión condicional que se unificó en una pena de seis años de prisión efectiva, además de la declaración de reincidencia, por los siguientes delitos: asociación ilícita, robo agravado por ser cometido en poblado y en banda y robo calificado por el uso de arma impropia y privación de la libertad en calidad de coautor y en grado consumado; robo agravado por la utilización de llave sustraída en calidad de autor y en grado consumado y en concurso real; robo en calidad de coautor y en grado consumado.

Por los mismos delitos Morales, quien tenía pendiente una condena condicional a 3 años, aceptó una pena unificada de cinco años y cuatro meses de prisión efectiva y el decomiso de 23 mil pesos con el objeto de reparar el daño económico ocasionado a las víctimas.

Por su parte, a Ragussa le revocaron la condicionalidad de una pena de tres años dictada en febrero de 2016. Así, admitió una condena a cuatro años y tres meses de cárcel y el decomiso de 20 mil pesos para reparar a las víctimas por los delitos de asociación ilícita y hurto calificado por el uso de instrumento semejante a llave falsa, en calidad de coautor y en grado consumado.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});