Policiales

Condenan a "Milhouse" a 14 años de prisión por un ataque a tiros que mató a un chico

Alexis Martín Torres aceptó esa pena por conducir la moto desde la que dispararon hacia una fiesta callejera la Navidad de 2017 y que además dejó a cuatro jóvenes heridos

Viernes 06 de Agosto de 2021

Le dicen Milhouse, como al personaje de los Simpsons. Por ese sobrenombre lo identificaron los jóvenes que la Navidad de 2017 sobrevivieron a un temerario ataque a tiros a más de treinta personas que participaban de una fiesta callejera en Matienzo al 3900. En enero del año pasado fue detenido y la tarde de este viernes aceptó en un juicio abreviado una condena unificada a 14 años de prisión como el conductor de una moto desde la que el acompañante disparó con dos armas 9 milímetros. El ataque causó la muerte de Nazareno Benjamín Ciordia, de 17 años, y heridas a otros cuatro amigos.

Alexis Martín Torres, de 29 años, aceptó la condena como autor de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego, la tentativa de homicidio de otras cuatro víctimas y la portación ilegal de un arma. El acuerdo celebrado entre el fiscal Alejandro Ferlazzo y un defensor particular fue homologado por el tribunal integrado por los jueces Juan José Alarcón, José Luis Juárez y Silvia Castelli. La familia de la víctima, que prefería evitar la exposición a un juicio oral, prestó su conformidad al acuerdo. Por el mismo caso había aceptado condena en un juicio abreviado de marzo pasado Tomás Walter Mendoza, quien recibió una pena de 16 años de cárcel como el autor de los disparos.

>>Leer más: Lo condenaron a 16 años de cárcel por matar a balazos a un adolescente

El trágico episodio que se cobró la vida de Nazareno Ciordia ocurrió a las 5 de la mañana del 25 de diciembre de 2017 cuando un grupo vecinos estaba reunido en la esquina de Matienzo al 3900 festejando la Navidad. En un momento apareció en una moto Honda Tornado anaranjada dos jóvenes y dispararon a mansalva sin motivos aparentes. Las balas hirieron a cinco personas pero “Naza” se llevó la peor parte. Un balazo en la espalda lo dejó gravemente herido sobre la vereda. Sus amigos lo llevaron al Hospital Carrasco pero el adolescente falleció alrededor de las 6 de ese mismo día por una grave lesión en el tórax y el abdomen.

En tanto, a la guardia del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez llegaron también trasladadas por sus allegados las otras cuatro víctimas de la balacera: Luis L., de 19 años, con un tiro en el glúteo derecho; Leonel C., de 13 años, con un tiro el glúteo izquierdo; Gabriel D., de la misma edad, con un balazo en la pierna izquierda; y Natalia M., de 29 años, con una herida en el abdomen.

“La moto empezó a aminorar la marcha y el que estaba como acompañante tenía dos armas, una en cada mano. Apuntó al montón y disparó. Las dos armas tenían cargadores largos. Habrá tirado unos 40 tiros”, contó uno de los jóvenes heridos que alcanzó a cruzar unas últimas palabras con Ciordia: “Vamos, Naza”, lo animó al verlo ensangrentado. “Llamala a mamá”, contestó el adolescente antes de desvanecerse.

>> Leer más: Asesinan a un adolescente al atacar a tiros a un grupo que festejaba Navidad

Los testigos contaron que el acompañante en la moto, al que identificaron por su apodo de “Cara”, gritó “¿Qué onda?” y enseguida comenzó a tirar al grupo. Del que manejaba indicaron que le decían “Milhouse, como al de Los Simpsons”. Uno de los asistentes a la fiesta contó que a medida que comenzaron a llegar personas se acercaron unos muchachos que los miraron “mal” a él y a Nazareno. Entonces Milhouse, según contó, sacó un arma y les dijo: “Ustedes son unos giles. Ahora les voy a mandar a unos sicarios para que les arruinen la joda”. Al rato regresaron en la moto, bajaron la marcha y comenzaron los tiros. Un sobrino de la víctima que cruzó a los atacantes cuando se retiraban contó que gritaban “los acribillamos a todos, fue un éxito”.

El primer detenido por el atentado fue Tomás Walter Mendoza, apresado mientras participaba de la procesión a la Virgen de San Nicolás la tarde del 9 de septiembre de 2018. El sospechoso llevaba la imagen de una virgen en la esquina de San Martín y Esperanza de Villa Gobernador Gálvez y fue reconocido por una hermana de Nazareno que se desempeñaba en la Policía Comunitaria y participaba de la misma procesión. Entonces dio aviso a sus colegas que custodiaban la marcha y los uniformados lo detuvieron. En marzo pasado admitió el delito y aceptó una condena a 16 años de prisión como el tirador.

>>Leer más: Imputaron de homicidio a un joven apresado en una procesión

Torres continuó prófugo hasta que el 24 de enero de 2020 personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) supo que lo habían visto en inmediaciones de Rouillón y Cisneros, en la zona sudoeste. Lo detectaron cuando circulaba en un Chevrolet Corsa y lo siguieron hasta que detuvo la marcha y bajó del auto. Al ver a los policías intentó correr pero lo alcanzaron y fue esposado. Desde entonces quedó en prisión preventiva.

En el abreviado se dictó una pena única que incluyó una condena previa a 3 años de prisión condicional por el delito de lesiones graves agravadas por el uso de arma y la portación ilegítima de un arma de uso civil. Se la habían dictado en septiembre de 2019 por un hecho del 14 de agosto de 2016. Al momento de fijar la pena el fiscal tuvo en cuenta que la conducta del imputado reveló “un claro desprecio por la vida” y que además “no se evidencian circunstancias que motivaran al autor” a tomar parte en el ataque.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario