Policiales

Condenan a dos policías por robarle a un remisero trucho

Un cabo y un suboficial fueron sentenciados a ocho años de cárcel por varios delitos cometidos contra el chofer en agosto de 2014.

Martes 12 de Febrero de 2019

Un cabo y un suboficial de policía provincial fueron condenados ayer a ocho años de prisión por haber asaltado a mano armada y privado de la libertad a un remisero trucho en un parque de la ciudad de Santa Fe. Se trata de Diego Raúl Mareco, de 31 años, y Jesús Alberto Oliva, de 34, quienes fueron sentenciados por la jueza Susana Luna al término de un juicio oral y público realizado en los tribunales de la capital santafesina.

No obstante, y a pesar de que los fiscales solicitaron la prisión preventiva para los condenados, la jueza ordenó que permanezcan en libertad hasta que el fallo quede firme.

Coautores

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que los policías fueron condenados como coautores de los delitos de "robo calificado por la utilización de arma de fuego y por ser integrantes de la fuerza policial, en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad por abuso funcional y amenazas coactivas agravadas, por ser funcionarios públicos" por un hecho ocurrido en agosto de 2014.

"La calificación por la que fueron condenados los dos policías es la misma que habíamos planteado en la acusación. Por eso, si bien debemos aguardar los fundamentos de la resolución, entendemos que al haber mantenido esa calificación la jueza dio por acreditados los hechos delictivos", señalaron tras escuchar la parte resolutiva del fallo los fiscales Ezequiel Hernández y Milagros Parodi. Aunque los acusadores habían pedido diez años de prisión para los uniformados consideraron "razonable" el monto de la pena impuesta.

Fuera de jurisdicción

El 4 de agosto de 2014, alrededor de las 21, Juan José B. circulaba en un Renault 12 rojo que usaba como remís trucho cuando fue interceptado por dos policías en inmediaciones de la avenida Presidente Perón y Luciano Molinas. Los uniformados iban a bordo del patrullero 5.897 y se encontraban fuera de la jurisdicción de la comisaría 2ª en la cual por entonces prestaban servicio.

"Los agentes descubrieron que el conductor del Renault llevaba un revólver calibre 22 en el vehículo. Pero lejos de proceder legalmente a secuestrar el arma de fuego, aprovecharon la oportunidad para cometer ellos mismos una serie de delitos", argumentaron los fiscales.

"Mareco —agregaron— subió al auto de la víctima, le apuntó con su arma reglamentaria, lo amenazó y lo obligó a seguir el móvil policial que era conducido por Oliva. La víctima fue obligada a conducir hacia el parque Garay, más precisamente hasta la intersección de las calles Santiago del Estero y San José. Cuando llegaron al lugar, los dos policías se aprovecharon de la situación de indefensión de la víctima y de la ausencia de testigos, le exigieron la entrega del dinero que llevaba consigo y le sustrajeron bienes personales".

La víctima denunció lo sucedido y Asuntos Internos inició una investigación contra los policías, que una semana después de la denuncia fueron pasados a disponibilidad.

Pruebas

Durante el juicio oral realizado la semana pasada la víctima relató lo ocurrido. "Te vamos a matar, guacho", afirmó que lo amenazaban mientras le pegaban.

Asimismo, el remisero sostuvo que los policías le sustrajeron un estéreo, un matafuego, herramientas y un total de dos mil pesos en efectivo que llevaba encima y tenía destinados a solventar la cuota alimentaria de sus hijas.

El testimonio de la víctima coincidió con registros del Centro de Monitoreo Municipal que captaron parte de la secuencia. Esas filmaciones fueron exhibidas ante el tribunal y, entre otras cosas, así pudo verse cómo el Renault 12 seguía al patrullero por los lugares que corresponden al itinerario descripto por el chofer asaltado.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});