Policiales

Condenados por una brutal balacera con seis heridos en una casa

Dos de los imputados que ya cumplieron en prisión preventiva una pena superior.

Viernes 23 de Agosto de 2019

Cinco personas fueron condenadas ayer a penas de entre tres y seis años de cárcel por un feroz ataque a tiros en una vivienda de la zona sudoeste en que resultaron heridas tres mujeres, un joven, una adolescente y una niña. La sentencia fue resuelta mediante un procedimiento abreviado en el que se decidió la libertad de dos de los imputados que ya cumplieron en prisión preventiva una pena superior a la que les correspondería por los delitos que se les atribuyeron.

Fuentes judiciales confirmaron ayer las condenas por tentativa de homicidio simple agravado, portación y tenencia ilegítima de armas de fuego para David Alarcón, de 24 años; Carlos Darío Quispe, de 26; Mauricio Ayala, de 24; Ubaldo Pérez, de 32, y Celeste Pérez, de 22. Los cinco estaban imputados de una brutal agresión a tiros ocurrida en enero de 2017 en pasaje Deliot al 5300, en la zona sudoeste, donde tres de los acusados irrumpieron a los tiros.

Según diera cuenta este diario en su momento, a las 0.30 del 14 de enero de 2017 tres hombres armados irrumpieron en una casa de Deliot al 5300 (Camilo Aldao al 3900) y dispararon indiscriminadamente contra quienes allí se encontraban. Claudia A., de 24 años, recibió dos balazos en la pierna izquierda; Marta A., de 37, cinco tiros en abdomen y tórax; Iris P., de 9, un disparo en tórax; Erica N., de 14, un balazo en la cadera; Georgina G., de 20, tres tiros en pierna izquierda. Y Brian Jesús N., de 20, sufrió cinco balazos en espalda, abdomen y pierna izquierda.

La pesquisa de esos días indicaba que los agresores llegaron a la casa en busca de Brian y se pararon en el frente esgrimiendo armas de fuego. Una hermana del joven salió a pararlos pero los delincuentes le dieron un culatazo en la cabeza e ingresaron a los tiros. En tanto, días después Brian fue imputado, mientras estaba internado en el Heca, de un crimen ocurrido el 15 de febrero de 2016 por lo que tampoco se descartó un vuelto por ese tema.

La investigación quedó en manos de la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro, quien cruzó datos con evidencias de casos en la zona sudoeste y a fines de enero de ese año ordenó un total de 16 allanamientos. Así cayeron detenidas las cinco personas condenadas ayer. Además, como resultado de los procedimientos, se secuestraron siete armas de fuego: una pistola 9 milímetros Browning limada; una escopeta de doble caño calibre 16; una tumbera del mismo calibre; dos revólveres 32; un pistolón calibre 28, y una carabina calibre 22 con mira telescópica y municiones.

Fabbro ubicó a Alarcón, Quispe y Ayala como los tiradores y los imputó como coautores del delito de tentativas de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en seis ocasiones así como la portación ilegítima de arma de fuego de uso civil, en concurso real con el delito de tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra. Por ello propuso seis años de prisión para Alarcón y Quispe, mientras que para Ayala sugirió cinco años y cuatro meses.

Por su parte los Pérez no habían sido situados entre los tiradores sino a unos metros de la casa, amenazando con armas a quienes se acercaban a la casa atacada

. Por ello sugirió una condena como partícipes secundarios con una pena de tres años de cárcel por tentativa de homicidio y la portación y tenencia de armas de fuego. Sin embargo, por el tiempo que habían pasado en prisión preventiva se decidió que fueran liberados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS