Policiales

Condenados por robar una casa y una joyería

Dos hombres fueron condenados en un juicio abreviado por cometer una entradera en la zona norte de la ciudad simulando ser empleados de una empresa de telefonía y, tras maniatar a las victimas y amenazarlas con una picana, alzarce con un importante botín.

Domingo 10 de Abril de 2016

Dos hombres fueron condenados en un juicio abreviado por cometer una entradera en la zona norte de la ciudad simulando ser empleados de una empresa de telefonía y, tras maniatar a las victimas y amenazarlas con una picana, alzarce con un importante botín. En el mismo acuerdo, uno de los maleantes fue condenado por encubrir el millonario golpe a la céntrica joyería MG, ocurrido en marzo de 2015, donde cuatro ladrones se llevaron 6,2 kilos de oro y 8,4 de plata. La defensa de los imputados, a cargo de Paul Krupnik y Gustavo Feldman, y la Fiscalía representada por Juliana González y Gisela Paolicelli, acordaron que Raúl Andrés Cejas sea condenado a 3 años y 11 meses de prisión efectiva por robo y privación ilegítima de la libertad, mientras que David Quinteros purgará 4 años y 11 meses por el asalto, además del encubrimiento agravado del robo a la joyería. El convenio fue homologado por el juez Javier Beltramone.

Los atracos. Uno de los hechos ocurrió el 23 de marzo de 2014 cuando un Chevrolet Corsa con un logo de Telecom y una escalera en el techo llegó a una casa de Ambrosetti al 100 bis. Los hombres se presentaron como operarios y tras ingresar a la vivienda maniataron con alambres a la dueña y a una empleada doméstica y las amenazaron con una picana para llevarse una notebook, una computadora, una filmadora, joyas, 900 pesos y un Honda Fit.

   Los asaltantes quedaron registrados en una filmación y tiempo después un allanamiento por otro robo derivó en la detención del ahora condenado Raúl Andrés Cejas. Al día siguiente fue arrestado su compinche, David Quinteros. Y el viernes ambos aceptaron un acuerdo abreviado por el hecho.

   En tanto, Quinteros también fue condenado por el encubrimiento del robo a la joyería MG, de Maipú al 1000, cometido el 25 de marzo de 2015. Entonces cuatro asaltantes realizaron un boquete desde un local contiguo e ingresaron al comercio del que se llevaron 6,2 kilos de oro y 8,4 de plata. Un domo municipal captó a la banda saliendo por la puerta principal y huyendo en un Volkswagen Gol, lo que disparó la pesquisa y escuchas telefónicas.

   En esas escuchas los investigadores supieron que la banda se reuniría en una casona de Pujato al 7800 con el comprador del botín, por lo que se ordenó esperar ese encuentro para allanar la vivienda y en ese momento se detuvo a varias personas y se secuestró un botín valuado en cerca de 10 millones de pesos entre oro y plata además de 5 vehículos. Al día siguiente la Fiscalí imputó a Jeremías P., Andrés M., Gastón R. y Luis P. como coautores de robo triplemente calificado, mientras que el dueño de la casa allanada, César “Quiquín” B. y el titular de otra joyería de calle Maipú, Gustavo Carballo, fueron señalados como partícipes necesarios. Por su parte a Marcelo “Culón” L. y Quinteros fueron imputados de encubrimiento.

   Carballo aceptó un acuerdo abreviado por encubrimiento simple y fue condenado a 2 años de prisión en suspenso mientras que los otros involucrados en el golpe a la joyería se encuentran a un paso del juicio.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario