Policiales

Condenados por integrar banda que estafaba con tarjetas de crédito

Son un ex empleado penitenciario y su mujer. El hijo de ambos está bajo prisión preventiva por ser jefe de la organización junto a otro muchacho

Viernes 20 de Octubre de 2017

Una pareja fue condenada a tres años de prisión efectiva por integrar una banda que, liderada por su hijo, realizaba estafas virtuales con tarjetas de crédito en la ciudad de Santa Fe y de esa manera adquirieron un sinnúmero de electrodomésticos y otros bienes.

La sentencia fue dictada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria Nicolás Falkenberg en un juicio abreviado y recayó en Walter Gabriel Escobar, un ex empleado del Servicio Penitenciario de 44 años, e Isaura Sara Gómez, un ama de casa de 43. En tanto, el hijo de ambos, Lucas Gabriel Escobar, está en prisión preventiva al igual que otro muchacho sindicado como organizador de la banda que además es investigado por la Justicia Federal por hackear la página web del diario El Litoral de la capital santafesina y por amenazar a la fiscal María Lucila Nuzzo.

Escobar y Gómez fueron condenados por integrar una asociación ilícita que realizaba operaciones comerciales virtuales mediante el uso no autorizado de datos de tarjetas de crédito. La investigación estuvo a cargo de los fiscales María Lucila Nuzzo e Ignacio Lascurain, quienes les atribuyeron la autoría de los delitos de asociación ilícita (en calidad de miembros) y estafas reiteradas en un número indeterminado de oportunidades, ambos delitos en concurso real. Además, el magistrado dispuso el decomiso de un auto y de los bienes secuestrados en la casa de la pareja, todo lo que habrían adquirido en forma ilegal.

Hackeaban tarjetas

Según explicó Nuzzo, "las estafas consistían en la compra reiterada en Internet de distintos bienes, lo que concretaban mediante el uso no autorizado de datos de tarjetas de crédito de numerosas víctimas que eran hackeadas de las redes". En tal sentido, precisó que "esos datos eran obtenidos de forma ilegítima o a través de la clonación de la información contenida en la banda magnética de los plásticos".

"Los bienes eran recibidos por la banda a través del sistema tradicional de correo y retirados por distintos integrantes de la banda. Una vez que los buscaban, eran entregados al jefe de la asociación ilícita a cambio del pago de una remuneración económica de aproximadamente 200 pesos por cada bulto", indicó la fiscal.

"Finalmente, la mercadería era ofertada a la venta a través de redes sociales, chats, aplicaciones de Whatsapp y páginas de Internet. Además, distintos integrantes de la banda eran los encargados de entregar la mercadería a los compradores", detalló la fiscal. "La maniobra de colocación de bienes en el mercado era realizada con habitualidad, y generaba que esos bienes provenientes de un ilícito penal adquirieran la apariencia de un origen lícito", concluyó.

El jefe de la asociación ilícita es el hijo de la pareja condenada, Lucas Gabriel Escobar, de 21 años y en prisión preventiva. Por su parte, el organizador de la banda era Emanuel Vélez Cherato, de 20 años y también detenido.

Esos dos jóvenes son investigados por los fiscales Nuzzo y Lascurain como autores de asociación ilícita, Escobar como jefe y Cherato como organizador.

Además, Cherato es investigado por la Justicia Federal en el marco de la causa iniciada a raíz del hackeo realizado a la página web oficial del diario El Litoral y por amenazas a la fiscal Nuzzo ocurridas en marzo pasado (ver aparte).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario