Policiales

Condenado por un homicidio volvió a estudiar en prisión y accede a un beneficio

Ezequiel Cofano podrá solicitar salidas transitorias dos meses antes de lo previsto por cumplir con medidas de estímulo educativo.

Martes 10 de Septiembre de 2019

Un condenado como partícipe del crimen del arquitecto Sandro Procopio, acusado de ser quien manejaba el auto del que bajaron los atacantes, fue beneficiado con una reducción de dos meses del plazo a partir del cual puede solicitar las salidas transitorias de la cárcel. Se trata de una medida prevista como estímulo educativo en la ley que regula la ejecución de las condenas y que, en este caso, le fue otorgada porque luego de retomar el secundario en prisión inició cursos de enfermería, radio y narrativa.

La reducción de plazos, que no rebaja el monto de la condena sino que acorta etapas de la progresión de la pena, fue resuelta ayer por la jueza Eleonora Verón tras una audiencia en el Centro de Justicia Penal. El condenado Matías Ezequiel Cofano podrá solicitar dos meses antes de lo previsto las salidas transitorias. Un beneficio que se puede requerir a la mitad de la condena y que estaría en condiciones de tramitar en el corto plazo.

En marzo de 2018 Cofano fue condenado a nueve años de prisión como partícipe secundario del crimen del arquitecto Procopio, ocurrido en el marco de un asalto el 24 de agosto de 2015. Esa tarde Procopio se dirigía a una obra en construcción que estaba a su cargo cuando fue abordado por dos hombres.

Los atacantes bajaron de un Volkswagen Gacel en la esquina de Cerrito y Constitución y el auto siguió la marcha para detenerse sobre la última calle. El movimiento del vehículo y de los atacantes fue registrado por una cámara de vigilancia de la zona.

Cuando Procopio caminaba por Cerrito fue abordado desde atrás por los asaltantes, que lo amedrentaron con un revólver calibre 38 y le sacaron el celular Nokia Asha. En ese momento se produjo un forcejeo y uno de los ladrones agarró a patadas y trompadas a la víctima, le asestó un culatazo en la nuca y otro en la cabeza, y le efectuó un disparo en el abdomen que le causó la muerte por hemorragia masiva. Los maleantes escaparon en el VW Gacel que los esperaba en la esquina.

Partícipe

Por el crimen hubo dos detenidos pero si bien fueron inicialmente imputados por un homicidio criminis causa, que prevé prisión perpetua, no se encontraron pruebas para acusarlos como autores materiales. Con el correr de la investigación la Fiscalía consideró que Cofano prestó una colaboración secundaria: se concluyó que el día del hecho estaba trabajando y usaba como remís trucho el auto captado en la filmación.

En un acuerdo entre los fiscales Nicolás Foppiani y Miguel Moreno y la defensora pública Nora Gaspire, homologado por el juez Mariano Aliau, finalmente fue condenado a 9 años de prisión como partícipe secundario de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. La pena incluye un robo calificado y una tentativa de robo cometidos en la localidad de Alvear.

El otro acusado, Angel Simón Cisneros, sólo fue condenado a cinco años de cárcel como autor del robo calificado a un minimercado de Funes del cual se llevaron unos seis mil pesos en mercaderías el 4 de enero de 2015. Si bien en un primer momento fue acusado como uno de los asaltantes que bajaron del auto, la investigación no arrojó elementos que validaran esa sospecha.

Tras la condena, según indicaron fuentes del caso, Cofano retomó sus estudios en prisión y comenzó a cursar el secundario. En marzo pasado ingresó al llamado período de pruebas, una de las etapas en la progresión de la pena. El artículo 140 de la ley de ejecución penal prevé rebajar los plazos requeridos para avanzar de una fase a otra si se acredita que el interno aprueba y avanza en estudios primarios a universitarios o de posgrado avalados por el Poder Ejecutivo.

En ese orden la defensora Jorgelina Butto solicitó ayer una reducción de dos meses por estímulo educativo debido a que inició cursos de enfermería, de radio y de cumbia y narrativa creativa. La fiscal Karina Bartocci, que intervino en reemplazo de su par Adrián Spelta, no se opuso y la jueza hizo lugar al pedido al "reducir en dos meses los plazos previstos por la ley 24.660 para el avance del interno Cofano a las distintas etapas del régimen progresivo de la ejecución de la pena", lo que no tiene impacto sobre el monto de la pena a cumplir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario