Policiales

Con ropas de policías asaltan violentamente a un comerciante en su casa

Tres delincuentes vestidos con uniformes policiales asaltaron una vivienda en el barrio Guadalupe de la ciudad de Santa Fe en la cual, tras reducir a varias personas, se llevaron una importante suma de dinero en efectivo.

Miércoles 13 de Febrero de 2019

Tres delincuentes vestidos con uniformes policiales asaltaron una vivienda en el barrio Guadalupe de la ciudad de Santa Fe en la cual, tras reducir a varias personas, se llevaron una importante suma de dinero en efectivo.

Según fuentes policiales, el atraco se desató alrededor de las 8 de ayer en una casa de Mitre al 8100, en la zona noreste de la capital provincial, donde reside Emanuel, de 35 años, junto a su familia, con quien tiene un negocio dedicado a la venta de materiales para la construcción.

De acuerdo a lo que trascendió, el hombre estaba por empezar su jornada laboral cuando al salir a la puerta de su domicilio fue sorprendido por tres muchachos que vestían ropas policiales y dos de los cuales estaban armados: uno con una ametralladora y otro con una pistola calibre 9 milímetros.

Con violencia

"Yo estaba en mi casa y a las 8 de la mañana en punto salgo con mi camioneta para hacer unos trámites. Pero como me doy cuenta que me olvidé unas cosas regreso a mi domicilio", relató Emanuel en diálogo con el diario El Litoral. "Entro y saco plata y al volver a salir a la puerta me encuentro con tres hombres uniformados. Lo primero que pensé es que eran policías. Uno de ellos tenía una ametralladora y otro cubría su rostro con un pasamontañas que se lo sacó cuando me empezaron a empujar", dijo Emanuel.

A punta de armas de fuego el hombre fue empujado hacia adentro de la casa. "Conmigo estaba un albañil que está haciendo una changa en casa y también lo metieron para adentro. Nos llevaron al dormitorio y nos ataron con precintos a los dos. A todo esto mi señora estaba con los chicos durmiendo, al igual que mi madre, que no se enteraron de lo ocurrido", prosiguió la víctima del atraco.

Más adelante Emanuel recordó que "los tipos comenzaron a gritar que era un allanamiento y me preguntaban si tenía armas de fuego y dinero. Les dije que arriba del ropero tenía algo de plata, me sacaron todo lo que tenía en los bolsillos y comenzaron a revolver toda la casa. Me di cuenta que no era un trabajo de policías por la violencia con la que actuaban y por como hablaban, incluso me pegaron una patada en el hombro".

Finalmente, Emanuel sostuvo que la odisea "duró cerca de cinco minutos hasta que se fueron" y que algunos vecinos le dijeron "que se movilizaban en un utilitario que podría ser un Renault Kangoo o un Citroën Berlingo gris. Después de algo así, uno jamás vuelve a estar tranquilo. Pero bueno, al menos tengo el consuelo que estamos todos sanos y podemos contarla", concluyó el hombre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario