Policiales

Con el nuevo sistema penal esclarecieron el 45% de los últimos 74 homicidios

De los hechos cometidos en el departamento Rosario desde el pasado 10 de febrero, cuando se puso en vigencia el nuevo sistema penal, casi la mitad se considera esclarecido con imputados identificados.

Jueves 08 de Mayo de 2014

De los 74 homicidios cometidos en el departamento Rosario desde el pasado 10 de febrero, cuando se puso en vigencia el nuevo sistema penal, un 45 por ciento se considera esclarecido con imputados identificados. Según la información dada a conocer por la Fiscalía de Homicidios Dolosos, se trata de 33 hechos de los cuales hay 15 sospechosos detenidos, 8 prófugos y dos que esperan en libertad la resolución de los juicios. Asimismo, ocho casos —un 11 por ciento del total de los crímenes— ya han concluido con cuatro condenas en juicios abreviados y un sobreseimiento, además de otros tres hechos que fueron transferidos al fuero de Menores por la edad de los acusados.

"El porcentaje de esclarecimiento es inferior a los indicadores internacionales, pero ya marca un aumento en comparación con los del viejo sistema penal", consideró el titular de la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta, al destacar las mejoras que, a tres meses de su implementación, observa en la nueva modalidad de investigación y enjuiciamiento.

No obstante, los fiscales advirtieron que para tener una noción más completa sobre la eficacia del nuevo sistema habrá que darle tiempo a las correspondientes investigaciones, que esperan poder resolver en un lapso promedio de seis meses. "Cuando en septiembre se analice la evolución de los casos ocurridos en febrero y marzo podremos tener una idea más certera de cómo estará funcionando el sistema", graficó el fiscal Ademar Bianchini.

Números. Según datos aportados por la Fiscalía de Homicidios Dolosos, desde el 10 de febrero hasta el 6 de mayo se cometieron 74 crímenes en el departamento Rosario. De ellos, 61 fueron con armas de fuego (un 82 por ciento), siete con armas blancas y seis mediante golpes.

Asimismo, los fiscales determinaron que cuatro de esos 74 homicidios estuvieron vinculados con el comercio de drogas, aunque hay otros 27 casos en los que no se descarta un móvil relacionado con el narcotráfico. Del resto se estableció que 16 crímenes se cometieron en ocasión de robo (un 21 por ciento que supera a las medias históricas del 15 por ciento), dos ocurrieron en el marco de riñas y 25 se tipifican como interpersonales, es decir aquellos en los que víctima y victimario tenían relaciones previas —no necesariamente conflictivas— de parentesco o vecindad, o bien compartían un entorno común aunque no se conocieran antes del hecho fatal.

En cuanto a las edades de las víctimas, se mantiene la media cercana al 70 por ciento de menores de 35 años. La mayor parte (33 casos) fueron adolescentes y jóvenes de entre 15 y 25 años, mientras que hubo 16 muertos entre 25 y 35 y dos menores de 15. Y respecto de las zonas, los datos sitúan a la seccional 12ª de barrio Ludueña como aquella en la que más homicidios se cometieron (8) mientras que entre las comisarías 15ª y 16ª de la zona sur se registraron diez.

Identificados. En este marco, en 34 de los casos (es decir un 46 por ciento) los autores no fueron identificados todavía. Del resto, hay 33 identificados e imputados con pruebas para ser llevados a juicio y 7 con autores "identificables", es decir que hay sospechosos pero no pruebas que aseguren que la acusación prosperará. Los 33 hechos con imputados identificados (el 45 por ciento del total) son considerados esclarecidos por los investigadores, más allá del resultado final del juicio.

"Lo interesante es que, a partir de los plazos que impone la ley, la gran mayoría de los casos estará concluida durante este año, ya sea mediante juicio oral o las instancias alternativas previstas, como los juicios abreviados. En ese sentido el sistema demostrará su celeridad y eficacia en comparación con el anterior, en el que un caso de homicidio podía llegar a sentencia cuatro o cinco años después", consideró el fiscal Spelta, y aclaró que aquellos en los que aún no se identificó a los autores se siguen investigando con lo cual, previó, "los índices de esclarecimiento podrán aumentar a medida que se vaya aceitando el sistema".

Mirada global. En este marco, cabe aclarar que esos índices también dependerán de la complejidad de los casos. Es decir que haya más posibilidades de identificar a los autores y, una vez logrado eso, que se los pueda arrestar. No obstante, los fiscales se muestran optimistas acerca de que en los próximos meses la evolución de los casos demostrará la celeridad y eficacia del nuevo sistema penal en lo referido a la investigación.

En este sentido, destacaron el hecho de poder abordar los casos desde una mirada global que permite relacionar aquellos casos que puedan estar vinculados y el sistema anterior solía abordar en forma fragmentada. "Antes, si había alguien mencionado en un crimen, la Brigada de Investigaciones podía apresarlo y llevarlo a un juzgado y tal vez, a la semana siguiente, la misma persona era requerida en otro juzgado por otro hecho y lo llevaba la Brigada de Homicidios. Pero como no había conexión a nivel policial ni judicial, podía ocurrir que ese sospechoso estuviera vinculado con ambos hechos y los que investigaban no lo supieran", explicó el fiscal Miguel Moreno, con experiencia en casos de homicidios en el viejo sistema penal.

En definitiva, el abordaje global de la información permitirá, según los fiscales, mejorar las investigaciones. "Relacionar a los actores vinculados con más de un caso puede ofrecer pistas que de otro modo no aparecerían. Hay algunos casos que cuando se pueda resolver uno se resolverán todos", aventuró Spelta.

Lo que no quita que haya casos en los que "no hay testigos, cámaras, rastros ni forma de investigarlos y jamás se podrán esclarecer salvo que el culpable se levante de la cama un día dispuesto a confesar por alguna cuestión relacionada con su conciencia", opinó Bianchini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario