Policiales

Cómo operaba y quiénes integraban la banda que enviaba droga a San Nicolás

De 24 allanamientos, tres se hicieron en Rosario y fueron apresados cuatro hombres, uno de ellos vinculado a Los Monos, con fálta de mérito tras una imputación por asociación ilícita.

Sábado 05 de Septiembre de 2015

Siguiendo la ruta de aprovisionamiento de una red de distribución de drogas que actuaba en San Nicolás, la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de esa ciudad bonaerense logró detener la madrugada del jueves, tal como anticipara este diario en su edición de ayer, a cuatro rosarinos en allanamientos realizados en los barrio Tablada y La Bajada. Uno de los apresados es "El gordo Ema", un barrabrava de Rosario Central de 36 años que hace poco más de un año recibió la falta de mérito de parte del juez Juan Carlos Vienna tras ser imputado por el delito de asociación ilícita en la conocida causa seguida a la banda de Los Monos. Para la acusación actual, en manos de la fiscal nicoleña Verónica Marcantonio, "El gordo Ema" era uno de los principales distribuidores de la droga en los quioscos de la ciudad bonaerense.

Vale destacar que en Buenos Aires la Fiscalía Temática como la que dirige Marcantonio se dedica exclusivamente a investigar hechos específicos, en este caso narcotráfico de baja escala. Y eso en virtud de una ley que en 2005 posibilitó que ese tipo de delitos fuera materia de la Justicia provincial.

Junto a "El gordo Ema" también marchó preso uno de sus hermanos, apodado "Chicha". Ambos fueron detenidos por efectivos de Gendarmería Nacional en una casa de Ameghino al 500 e imputados de comercialización de estupefacientes.

Los otros dos apresados son los hermanos Rubén y Angel G. El primero, apodado "Willy", fue detenido en Ayacucho al 4000. Y el segundo, alias "Angelito", en una casa de Caupolicán y Ayacucho. A ambos, la fiscal les imputo tenencia de estupefacientes para su comercialización.

Lo llamativo es que, por segunda vez en poco más de tres años una investigación de la Unidad Funcional de Instrucción 1 de San Nicolás terminó en Rosario y, como entonces, sin la participación de la policía local. La vez anterior fue el 30 de junio de 2012, cuando efectivos bonaerenses ingresaron "sin permisos ni exhortos" a la villa La Granada para allanar un búnker (ver aparte). Ahora el contexto parece ser diferente.

La defensa. Los cuatro rosarinos son representados por los abogados Marcos Cella y Guillermo Sánchez, quienes ayer mismo solicitaron la excarcelación de sus representados. Y acto seguido presentaron un pedido de acción inhibitoria en el juzgado Federal 2 de San Nicolás para que el expediente deje la justicia bonaerense y sea elevado al fuero federal. Los defensores dijeron haber visto en el expediente un organigrama de la banda con distintas jerarquías, roles y grados de participación por lo que podría hablarse de una asociación ilícita para el comercio de drogas. Y por eso entendieron que la causa debe ser investigada por la Justicia federal. Aunque aclararon que, a su entender, "no existen pruebas suficientes para sostener la imputación sobre nuestros representados y esperamos que las excarcelaciones se resuelvan favorablemente a la brevedad", indicó Cella.

La mecánica. Entre el lunes y el miércoles la fiscal Marcantonio desbarató una banda de vendedores de droga que actuaban en San Nicolás y se aprovisionaba en Rosario. La mecánica, investigada desde octubre de 2014, lucía sencilla. Dos nicoleños viajaban a la zona sur rosarina a comprar varios kilos de cocaína y marihuana por semana. De regreso a San Nicolás alimentaban un número indeterminado de quioscos en esa ciudad de 250 mil vecinos. El lunes, uno de los distribuidores fue interceptado. El martes cayó otro. Y el miércoles se allanaron buena parte de los puntos de venta de droga. Fueron 24 allanamientos y un total de 17 detenidos, entre ellos los cuatro rosarinos mencionados y dos nicoleños con pedido de captura por robos calificados reiterados y por haberse evadido de la cárcel de Coronda y la alcaidía de Melincué respectivamente. Los demás, dijeron, eran primerizos en el delito y no tenían prontuario abierto.

Como resultado del operativo se secuestraron 9,643 kilos de marihuana y 873 gramos de cocaína; seis armas de fuego y seis autos.

En Rosario. Desbaratada la banda en tierra nicoleña, la fiscal Marcantonio vino por los proveedores. Ayer, en una conferencia de prensa realizada en el anexo que la Fiscalía General tiene en Colón 86 de San Nicolás, la funcionaria y su superior, Héctor Tanús, contaron los alcances del operativo. Entonces Tanús le agradeció al juez federal rosarino Carlos Vera Barros por haber gestionado el exhorto que les permitió trabajar en Rosario y a ninguno le sorprendió cuando dijo: "Expresamente se solicitó que la policía de Santa Fe no participara del operativo y que lo hiciera Gendarmería", para evitar filtraciones que echaran por tierra el trabajo.

Así, con el exhorto gestionado por Vera Barros, efectivos de Gendarmería sitiaron tres domicilios de Rosario el jueves a la madrugada: Ameghino al 500, Ayacucho al 4000 y Caupolicán y Ayacucho. En el primero fueron detenidos Juan Domingo "Chicha" F. y su hermano, Juan Carlos Emanuel "El gordo Ema" F., un hombre vinculado a la banda de Los Monos que recibió falta de mérito en la megacausa investigada por el juez Vienna.

Fuentes de la pesquisa indicaron que mientras se hacía ese allanamiento, un poderoso Audi A7 que había pasado varias veces por el frente de la casa requisada fue detenido por orden de la fiscal. Su conductor, un vecino de la zona sur ligado a un reconocido deportista, ya estuvo mencionado en varios hechos violentos ocurridos en Rosario. Sin embargo está vez fue identificado y como no pesaban sobre él pedidos de captura siguió su camino.

Trágico recuerdo. "El gordo Ema" es un conocido de las crónicas policiales. En el año 2004 recibió una condena a 14 años de prisión por atacar a balazos una vivienda de Edison al 900, en Villa Diego, y causarle la muerte a Nahuel Taiana, de 3 años. Ese dramático incidente ocurrió el 14 de marzo de 2002 en presunta venganza por el robo a un taller. Su hermano Juan Domingo fue procesado como partícipe secundario del hecho pero más tarde fue desvinculado.

El martes 30 de julio de 2013, ya en libertad y cumpliendo la fase de ejecución condicional de la pena, "El gordo Ema" fue detenido por la División Judiciales de la policía en el marco de la pesquisa por el asesinato de Martín "Fantasma" Paz.

Esos investigadores apuntaron a "El gordo Ema" como encargado del abastecimiento de estupefacientes y también del control de la venta en algunos quioscos de droga de la red manejada por la banda de Los Monos. Según sus abogados, a ambos se le incautó una cantidad de droga ínfima y dinero en efectivo. Por su parte, los hermanos Rubén y Angel G. fueron detenidos en Ayacucho al 4000 y en Caupolicán y Ayacucho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS